Cuando eres madre por primera vez, descubres una nueva clase de amor  que no sabías que exista, entiendes que la felicidad cabe en un pequeño cuerpo y que los pequeños detalles, pueden convertirse de pronto en extraordinarios recuerdos imborrables,  El arte de ser madre, no se enseña en los colegios ni viene en manuales, simplemente se siente, fluye por sí solo, por instinto, nace de tu interior como una gran fuerza que no creías poseer.

buena madre

No quitamos méritos a la contraparte, ser padre es también una responsabilidad y entrega muy grandes, pero la conexión que existe entre la madre y sus hijos, es simplemente incomparable,  hay un nexo que no se rompe, que no se comparte con nadie.

Dicen que cuando una madre, toma por primera vez en sus brazos a su bebé ,el corazón así de pronto se hincha, se expande, como si de repente se abriera un lugar para dos, . El amor de madre es un amor distinto, invaluable, un amor que se vuelve protector, fuerte e incansable, ese amor que aguanta noches en vela, llantos y resfriados.

  

La niñez pasa rápido pero incuso al momento de crecer una madre siempre será madre, para curar corazones rotos, controlar rebeldías y aguantar en otras vías desveladas y desaires.

Nadie dijo que sería fácil, pero ser madre o padre es una aventura incomparable.

SER MADRE es tejer un lazo INVISIBLE que enseña, inculca  y LIBERA

Cada mujer acepta cuando es su momento, cando se acelera el instinto o el deseo por convertirse en madre. Por supuesto es una gran responsabilidad, siempre habrá miedo de fallar, o equivocar, pero nadie nace sabiendo como actuar,  todo se da en base a los valores antes adquiridos… no hay manuales, es puro instinto.

Una madre sabrá como crear vínculos de respeto y cariño,  mediar  el amor sin caer en excesos, ni cariños dañinos, porque ante todo, una buena madre se preocupara por inculcar seguridad y humanismo, para forjar adultos con valores y buen juicio, en pocas palabras, adultos que sepan vivir con felicidad

mamá

No debes olvidar lo primordial al momento de educar, los niños son criaturas independientes y libres, no copias exactas de sus padres,  a final de cuentas los progenitores serán solo la guía que los encaminará a vivir con responsabilidad

Y es que ser madre, es un trabajo 24/7 sin horas de descanso, ni días libres, pero sin duda es una tarea hermosa que no se cambia por nada. Los hijos son motores para luchar, soñar, tener fe en lo que vendrá.

 “Ser madre es simplemente lo mejor que la vida te puede dar”

 



     Compartir         Compartir