Lo estás haciendo bien… 

De vez en cuando todos sentimos que fallamos. Si bien este es un sentimiento normal, es necesario que encuentres una manera de verte a ti mismo y a tu vida desde una perspectiva diferente. Muchas veces, ignoramos las “pequeñas cosas” que demuestran que vamos por un buen camino.  Que no seas millonario, no vivas en una mansión o no manejes un auto costoso, no significa que en realidad hayas fallado. Si no, todo lo contrario.

Tus relaciones son menos dramáticas de lo que solían ser 

El drama no es signo de madurez. A medida que crecemos, deberíamos madurar. Por lo tanto, si tus relaciones del pasado estaban teñidas de drama y has logrado superar eso, entonces has tenido éxito.

Has perdido el miedo a pedir ayuda y respaldo

Pedir ayuda no significa ser débil. En realidad, es una fortaleza. Ninguna persona, ha tenido éxito estando totalmente aislada. Se necesita un equipo para lograr los propósitos. Pedir ayuda es un signo que muestra que has crecido como persona.

Has elevado tus estándares

Ya no toleras el mal comportamiento –ni de otros, ni de ti mismo.  Te mantienes cerca de las personas que se hacen responsable de sus acciones y has alejado de tu vida  a las personas que “vampirizan tu energía”.

Dejas ir a las cosas que no te hacen sentir bien

Esto no es narcisismo a pesar de que pueda parecerse. Amarse a sí mismo es en realidad sinónimo de éxito. Ámate lo suficiente como para decir no a  las cosas que no te hagan feliz, que no sirvan a tus propósitos o te hundan.

Hay momentos en los que aprecias lo que ves en el espejo

Idealmente siempre deberíamos apreciar a quien vemos en el espejo. Pero eso no siempre pasa, si esos momentos se han incrementado, entonces es una señal de éxito. Ámate a ti mismo. Eres fantástico.

Has aprendido que los contratiempos y las fallas son parte del crecimiento.

Nadie puede tener éxito todo el tiempo. Eso no es posible. La vida se trata siempre de tener victorias y pérdidas. Por lo tanto, mira tus contratiempos como piedras en las que puedas apoyar tus pasos en el camino que te guíe a algo mejor. En realidad, no hay contratiempos. Todo es parte del  maravilloso viaje.

girl-hipster-summer-sun-tan-Favim.com-306597_large

Tienes un sistema de respaldo que incluye gente que haría cualquier cosa por ti

Si te has dado cuenta de cuáles son realmente las personas que te respaldan y has podido reconocer a aquellas personas que pretenden hacerlo, entonces has tenido éxito. Estos hallazgos son en general dolorosos, pero una vez que aprendes a ver las señales, es posible mantenerte lejos de esa gente.

No te quejas mucho

Te has dado cuenta de que no hay nada de qué quejarse. A menos que hayas pasado por alguna experiencia terrible o pérdidas inimaginables, la mayoría de las experiencias que tenemos a diario son solamente cosas mundanas. Una persona exitosa sabe esto y viven en un espacio de gratitud.

Te es posible celebrar el éxito de otros

Que otra gente tenga éxito, no te convierte en un perdedor. Aplaude a la gente que llega a la cumbre. Cuanto más positiva sea la energía que le dediques a las victorias de otra gente, más positiva será la energía que crees para ti.

Tienes pasiones que perseguir

No estás estancado. Sabes que tienes algo maravilloso para contribuir con el mundo. Tienes talentos únicos.  No solamente lo sabes, sino que además los persigues.

Tienes cosas que esperar

Si no tienes cosas excitantes en tu vida y no participas de ellas con avidez, entonces estás muriendo de a poco por dentro. La gente exitosa crea  objetivos y buscan la manera de lograrlos. Dejan que ese estímulo guíe sus vidas.

fotc3b3grafo-llevado-de-la-mano-por-su-novia-15

Tenías objetivos que se hicieron realidad

A pesar de que las “fallas” son parte de la vida, te has aferrado a tus sueños y a tus objetivos por tiempo suficiente como para hacerlos realidad.  Has saboreado varias veces la victoria. Eso es un maravilloso combustible.

Tienes empatía con las otras personas

Una persona sin empatía, está muerta por dentro. La empatía es sinónimo de diseminar amor y energía positiva en el mundo. La gente exitosa lo sabe. Aman a los otros como si pertenecieran a sus familias.

Amas profundamente y dejas que otros te amen

El amor es siempre riesgoso, y muchas veces atemoriza a la gente. Es una de las cosas por las que luchamos, pero también está íntimamente ligado a una de las cosas a las que más tememos, el rechazo. Si abres tu corazón al amor y a ser amado, entonces eres exitoso.

Te niegas a ser una víctima

Sabes que la vida no se ha ensañado contigo. La mayoría de las veces eres el  co-creador de tus experiencias de vida. La gente exitosa sabe esto y se niega paralizarse ante las experiencias de la vida. Se levantan y salen a la conquista.

No te importa lo que otros piensen

Sabes que no puedes satisfacer a todos. Sabes que los estándares con los que la sociedad juzga a la gente es totalmente irreal la mayoría de las veces. Por lo tanto, sigue aferrado a tus principios y ama a la persona que eres.

Siempre miras el lado brillante de las cosas

La vida puede estar llena de desencantos, – si eliges verla de ese modo.  También puede verse como algo lleno de posibilidades de aprender. Ninguna experiencia negativa se desperdicia si logras aprender de ella.

Aceptas aquellas cosas que no puedes cambiar

Acéptalo – hay cosas que no puedes cambiar en tu vida.  Lo único que puedes cambiar es tu punto de vista. Si es posible que cambies tu perspectiva negativa de las cosas en perspectivas positivas, entonces has tenido éxito.

Cambias lo que puedes

Aceptémoslo también –hay muchas cosas que puedes cambiar en tu vida. La gente exitosa no se sienta a aceptar las cosas negativas que pueden ser modificadas. Salen y hacen algo para producir ese cambio.

Eres feliz

Para mí, ésta es la máxima definición de éxito. No importa el saldo de tu cuenta bancaria, o cuán grande sea tu casa o cuantas  maravillosas vacaciones te hayas tomado. Si eres feliz, entonces  has tenido éxito en la vida.

Borsalinohip

Visto en Acción preferente.



     Compartir         Compartir