Y no me voy a retractar de lo que hago, haz llenado mi vida de ilusión, haz reparado mi alma rota, y me haz enseñado a voltear la cara hacia la luz, sé que esto resulta incomprensible para muchos, y que puede llegar a ser molesto incluso, pues a las personas a veces les molesta la felicidad ajena, pero estoy cansada de tratar de complacer a todos aquellos que cuando yo estaba triste y deprimida me decían que “así era la vida”, ¿a quién le gusta vivir así?

Prefiero este tono de locura que hoy hay en mi corazón y no quiero explicarse lo a nadie, el que sea capaz de compartir nuestra felicidad, aquel que entienda lo que estamos haciendo o aquel que simplemente sea feliz por vernos felices, son aquellos a quien quiero de compañía, ya me canse de escuchar tantas frases tristes y melancólicas acerca de cómo voy a sufrir cuando esto termine, y aun que estoy consciente de las probabilidades, de que la mayor parte de las parejas fracasan y se dicen adiós ¿Quién nos asegura que tenga que pasarnos a nosotros dos?

Por otro lado si ellos tienen la razón y esto que vivimos hoy algún día terminará, ¿No es entonces un motivo mayor para disfrutar lo que ahora tenemos?, no me importa si esto algún día termina, quiero vivir un día a la vez, disfrutando cada instante que tenemos para compartir, para amarnos, para hacer el amor, para ser felices, si esto termina algún día y en ese momento me toca sufrir por tu ausencia, y me toca extrañar tus besos y tus brazos, al menos tendré el consuelo de haber exprimido hasta la última gota de felicidad que nuestra historia podía dar.

Pero si por azares del destino nos toca ser de ese pequeño grupo de parejas que nunca se separa, seguiré entonces viviendo ardientemente nuestro amor hasta que la vida dentro de nosotros nos abandoné, así que como dije, me importa poco lo que los demás piensen de nosotros, nada ni nadie me había hecho hasta este entonces así de feliz como ahora soy.

Por eso quiero seguir haciendo locuras contigo, quiero compartir mi felicidad, quiero beber de tus labios ese elixir que me embriaga, que me consume, que me vuelve loca, que me hace sentirme por fin completa, plena, y feliz, el futuro es algo que desconocemos, y que no podemos controlar, pero el hoy, el hoy es un reglo nuestro, con el que podemos decidir pertenecer al mundo de los “cuerdos” que se preocupan de todo, que todo les molesta, o ser “locos” y felices, ¿Qué opinas tú?

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir