Muchas personas no soportan ver a otras sufrir o llorar por amor, tal vez porque nunca han estado en esa situación y les parece ¨ridículo¨ derramar llanto por alguien que por alguna u otra razón no estará más en tu vida y algunas otras veces, porque te aprecian y no les parece justo que estés sufriendo por alguien. Sin embargo, vale la pena llorar, ¿sabes por qué? porque las lágrimas demuestran cuanto importó.

Es muy fácil decir ¨dale vuelta a la página y comienza de nuevo¨, sobre todo cuando no se está o no se ha estado en dicha situación. Aunque en realidad creo que todos o un gran porcentaje, hemos vivido una ruptura amorosa y estoy segura que la gran mayoría hemos escuchado a alguien decirnos ¨no vale la pena que llores, no se lo merece, algo mejor te espera¨ y tal vez lo segundo y lo tercero sea verdad, pero de que vale la pena llorar ¡lo vale!

Las personas lo único que tratan de hacer es hacernos sentir mejor, sobre todo cuando estas personas son tan cercanas a nosotros y les duele vernos mal a causa de otros. Sin duda alguna su compañía y las palabras de aliento que nos dan, son las que nos ayudan a salir del hoyo en el que a veces nosotros mismos decidimos hundirnos.

promesas-a-tu-mejor-amiga-48

A pesar del bien que las personas desean hacernos con sus frases y palabras de aliento, creo que no terminamos de comprenderlas hasta que logramos salir del trance que nos provoca una ruptura. Solo hasta entonces sus palabras de aliento logran cobrar sentido y entendemos que en su momento las dijeron con afecto y cariño.

Debo confesar que soy una mujer que siente mucho y se entrega completa, me encanta todo lo que tenga que ver con romance. Creo que entregarse a medias en una relación, simplemente no vale la pena. Me gusta ser arriesgada y creo que no hay nada mejor que luchar por lo que uno ama. Son más dedos los que tengo en una mano que las veces que me han roto el corazón y a pesar de ello sigo creyendo en el amor.

Hoy estoy firme de pie como un roble. Hoy sonrío a diario aun sin motivos (aunque en realidad tengo un millón), hoy no me siento rota, ni incompleta, ni tengo rasgado el corazón. No me arrepiento de ninguna de las veces que me he enamorado, tampoco de las veces que he llorado porque creo que ambas me han ayudado a ser la mujer que ahora soy.

6 paseando

Enamorarse es una de las mejores sensaciones que las personas podemos experimentar, inclusive el rompernos el corazón lo es, claro que a nadie le gusta sufrir o perder al ser amado, pero finalmente esto nos ayuda a crecer, a madurar, a comprender que simplemente hay personas que no se pueden quedar a nuestro lado aun cuando luchemos contra todo pronóstico y es que hay tormentas que simplemente no se pueden evitar. De manera personal creo que no cambiaría nada de mis relaciones pasadas, tal vez solamente de ser posible me gustaría poder regresar el tiempo, así trataría de hablar aquellas situaciones que comenzaban a afectar la relación y solo así, tal vez hubiese podido rescatar algo o al menos sentiría que no quedó en mí.

Después de un tiempo terminas dándote cuenta que culpar al otro del todo no fue lo mejor, pues una relación es de dos y los fallos o errores que se tuvieron, las malas situaciones que suscitaron fueron a causa de algo y ambos fueron los causantes de que la relación llegara a su fin, tal vez uno de los dos en mayor proporción, pero ambos contribuyeron al fin.

Creo que al término de una relación (se leerá fácil pero no lo será), deberíamos agradecer inclusive cuando nos hacen mal. Esa persona nos enseñó a amar, nos dio momentos únicos y maravillosos que tal vez no hemos vivido con nadie más, estuvo para nosotros, fue nuestro apoyo, nuestro compañero y amigo. Y si te lastimaron, igual sería bueno dar las gracias, porque te han dado la oportunidad de encontrar a alguien más, alguien tal vez mucho mejor, te han dado la oportunidad de crecer y de volverte más fuerte, más madura. No es bueno guardar rencor porque finalmente no dañamos a la persona por la que lo sentimos, solo nos lastimamos a nosotros mismos.

10-señales-de-que-sales-con-una-mujer-y-no-más-con-una-niña-41

Sinceramente yo agradezco a cada persona que ha pasado por mi camino, todas me han dejado una enseñanza. También agradezco a aquellas que en su momento intentaron levantar mi ánimo con esas frases que en su momento no me gustó escuchar y a las personas que están pasando por un mal momento a causa de una ruptura amorosa quiero decirles que lloren, que saquen todo lo que tengan que sacar, que limpien su alma con las lágrimas y que no olviden que después de la tormenta siempre sale el sol y después de un final viene algo mejor. Se vale llorar por algo que sí ha valido la pena, porque evidentemente solamente uno sabe cuánto significó para nosotros y aunque te digan que no, recuerda que en su momento te hizo feliz, sólo por eso vale las lágrimas.

Recuerda que es un mal capítulo, no una mala historia. Te faltan muchos días por vivir y como tal, muchas hojas por escribir. Una ruptura no es el final, sólo es un nuevo comienzo. En algún momento te darás cuenta de que la vida sigue siendo hermosa, volverás a sonreír, a confiar y porque no, a amar. De eso se trata la vida, de vivirla sin medida, de caerte y levantarte y de ser feliz.

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir