Es imposible frenar este sentimiento, este sentimiento que nació de la nada, sin ninguna clase de argumentos o de esperanza, todo lo que quería era abrir mis alas despreocupada de ser decepcionada y de alguna manera terminé en el problema más grande de mi vida amorosa, enamorada de alguien que no me prometió nada.

No recuerdo exactamente cómo es que llegamos al acuerdo de amarnos sin fronteras, de manera libre, sin ataduras de ningún tipo, darle rienda suelta a nuestra locura, inundando nuestra existencia de una pasión desenfrenada que siempre terminaba en el éxtasis del cansancio de no poder amarnos más.

Fue este amor furtivo el que me hizo sentirme viva de nuevo, cuando mi vida se encontraba completamente a la deriva, apagada, sin expectativas de nada, apareciste y transformaste todo lo que experimentaba, no hay nada que reclamarte, fuiste sincero en tus intenciones y al mismo tiempo yo quería lo mismo, solo disfrutar de tener una compañía agradable y calor en las noches frías, alguien con quien poder ser autentica, sin preocuparme de que pensarías de mi, no había necesidad de conquistarnos y sin embargo parecía que lo hacíamos todos los días, siempre hacíamos tiempo en nuestras agendas para vernos y poder amarnos más.

Comprendía perfectamente que la única regla era no enamóranos, porque no nos pertenecíamos, porque éramos libres de volar donde fuera, pero decidíamos volar siempre en nuestras playas, en la libertad de amar sin fronteras se entiende mejor la predilección de estar con esa persona específica, nunca tuve ganas de estar con nadie más que contigo desde que salimos juntos la primera vez, quizás esto debió darme una pista de lo que me sucedía, al principio no me fastidiaba en nada el imaginar que quizás estabas viendo a otras chicas, con las que como yo tenías un acuerdo similar, siempre y cuando siguieras teniendo tiempo para mi yo pasaba de pensar en lo demás.

Pero estas últimas veces una palabra ha sido censurada en mis labios muchas veces, e incluso cuando estoy segura de que estas completamente dormido me he visto en la necesidad de susurrarla en tu odio, y decirte te amo, esa palabra que sale con cariño y con dolor, con dolor por que no puedo decirla en voz alta, porque sé que no puede ser, porque sé que he fallado a nuestro acuerdo de amarnos solo con el cuerpo.

Me doy cuenta que al menos para mí, es imposible separar el amor físico del emocional, no soy capaz de compartir mi intimidad contigo sin darte lo demás y es que ha sido tan hermoso el poder ser completamente autentica, sin ocultar o disimular nada de mí y sentir que a pesar de todo eso seguías interesado en estar conmigo que no pude evitar enamorarme de ti.

Termine amándote y por eso me voy, no puedo esperar nada y ahora lo quiero todo y comprendo que ese es mi error, gracias por enseñarme que no soy capaz de vivir una relación a medias, yo necesito todo, y buscaré de nuevo a alguien que pueda entregarme su corazón.

Autor: Sunky

 



     Compartir         Compartir