No vengas y pretendas decirme que es lo que debo hacer o no debo de hacer. No pretendo agradar a nadie y es por eso que cierro mis oídos a todas las corrientes. Prefiero tomar mi propio camino que seguir uno que ya este escrito por alguien más. No quiero ofenderte pero no vengas y me digas consejos porque no los seguiré; porque sé quien soy y que es lo que quiero ser, así que vete si lo único que quieres es abrir tu boca cerca de mí para cambiar lo que soy y el camino que he construido hasta aquí.

No importa a quien agrade o no agrade, de hecho no me importa si no llego a agradarle a nadie más. Muchas de las palabras se resbalan de mi cabeza porque llevo un casco de protección para las palabras que sé que solo pretenden incrustarse dentro de mí y moldear mi pensamiento para que termine siendo como el de los demás. No sé si quieras colocarme etiqueta y me llames como el tipo de personas que suelen ir contra las reglas, contra los cambios que se hacen en grupo porque está de moda. No importa que es lo que realmente pienses y digas de mí porque no pretendo ni quiero cambiar y mucho menos lo haría para agradar a una o un grupo de personas. Quiero seguir siendo lo que he sido hasta el momento, lo que quiero ser y no quiero cambiar mi dirección. Me gusta quien soy y estoy dispuesta a seguir caminando en el mismo camino, no importa en que me voy a enfrentar porque sé que podría toparme con cualquier cosa, pero no quiero ser débil y dejar mis sueños y metas por el miedo al fracaso o el miedo al qué dirán.

1

Soy feliz siendo quien soy y no cambiaría nada de mí, no cambiaría lo que quiero ser porque para mí es lo mejor y no me importa lo que piensen los demás. No quiero que introduzcas en mí el miedo mostrándome todo lo que puede pasar si sigo haciendo y siendo lo que soy porque pienso que la vida es un riesgo y que cada uno de los fracasos te convierte en una persona fuerte y te repara para las siguientes caídas porque sea quien sea te toparas con tropiezos y caídas, pero la diferencia está en como sepas esquivarlas y sobrellevarlas. Me gusta ser de la manera en la que soy porque puedo ser libre, porque puedo ser quien soy y sin miedo a lo que pensarán de mí. Sé que quizá me estoy equivocando y sé que quizá me tope con el dolor y la decepción pero sabré que las cosas que pasaron a mi alrededor fueron porque yo lo quise así; fueron porque yo misma lo construí. Si vienes a decirme en lo que estoy bien y en lo que estoy mal pierdes tu tiempo, así que regresa de donde viniste y comienza a preocuparte por tu propia vida porque por la mía solo yo puedo hacerlo.

 



     Compartir         Compartir