Dime que palabras escondes en esos labios apenas rosas, están secos y te ves tenso, me siento con una sensación muy ansiosa y tú te ves peor. Tu lengua los humedece cada vez más seguido, entonces dime que hago aquí, te pido que me respondas y me des las razones de este encuentro tan incomodo.

Yo lo sé, las cosas no están yendo bien pero creo que hay algo que podríamos hacer, es cuestión de esperanza, de actuar porque las cosas no se hacen por si solas, de cualquier forma la situación en la que me pones no es algo que me guste y prefiero que las cosas queden claras porque no pienso ser la única que se preocupa.

Mis ojos se ponen vidriosos y al darte cuenta no dejas de pasar saliva, se nota en tu garganta como es que tratas de tragar las palabras y los sentimientos que se acumulan, sé que te mueres por gritarlo y finjo no saber que es lo que quieres decir.

Por fin el valor se apodera de ti o la desesperación, hay algo que no te tienen conforme y terminas por decir que la vida te pone en una situación en la que debes de decirme adiós, que no hay más opciones y que te iras. Dices que no vas a fingir que no te duele, pero que tampoco te demostraras débil, porque nadie te obliga a hacer las cosas y tú intención es lastimarme lo menos posible.

¿Lastimarme? Eso es lo menos que me haces, las cosas iban bien y hoy dices que te marchas, te llevas una parte de mí; la mejor de todas, te llevas la mitad de mi corazón, mi comprensión, mi entendimiento y el amor que tengo. ¿Que voy a entregar cuando conozca a alguien más?

tumblr_lksup1KEze1qgoovzo1_400_large

No importa lo mucho que te duela, la razón por la que decides irte hará que te olvides del dolor que sientes, pero yo me quedo aquí, soy yo la que terminará recordándote, vaya injusticia pero no importa de cualquier forma así es como es el amor. 



     Compartir         Compartir