Ya no puedo seguir viviendo con las heridas que has dejador durante el tiempo que he caminado a tu lado, pero sé que tampoco es fácil vivir estando lejos de ti e imaginarme que sigues tu vida sin mí. No quiero seguir a tu lado mientras veo como partes mi corazón sin que tú sientas algo de dolor. Puedo ver en tus ojos que cada vez que me lastimas no se remueve nada en ti. Estas cosas son las que me hacen pensar en alejarme de ti y tomar mi propio camino.

Sé que lo mejor es alejarme y vivir un tiempo sin todas esas heridas que provocas cada día en mi corazón. Sé que es lo mejor pero tengo miedo de hacerlo y al final arrepentirme mientras me veo caminando sin ti. Me he acostumbrado a estar a tu lado y eres la única persona con la que quiero pasar el resto de mis días y sé que quizá cuando mi corazón comprenda que esto no esta bien podrá darse cuenta que en realidad nada de eso vale la pena; que no vale la pena quererte a mi lado si tú no quieres estarlo; que no vale la pena estar pensando en ti mientras quizá tú te encuentras pensando en alguien más. Quizá algún día pueda abrir or completo mis ojos y ver que la vida no es vida estando a tu lado y que jamás cambiarás porque las personas nunca suelen hacerlo.

Tengo que tomar la decisión y alejarme de ti por completo para poder dame cuenta del valor que tengo y que no debo humillarme de esa manera a cambio de seguir a tu lado intentando hacerte cambiar de opinión; intentando conquistarte para que comiences a verme con los mismos ojos con los que yo puedo verte. Me gustaría poder lograr enamorarte y que algún día seas tú quien no quiere separarse de mí; quien no quiere caminar sin ir a mi lado. Lo he intentado miles de veces y sé que se han agotado las oportunidades, sé que las cosas no podrán cambiar si no han cambiado durante tanto tiempo. Es momento de irme y que las cosas mejoren para mí y comenzar a vivir una nueva vida lejos de ti porque tengo ganas de darme cuenta de todo lo que soy capaz, porque quiero comenzar a pensar más en mí y dejar de pensar menos en ti y en las maneras en las que puedo cambiarte. Quiero que mis pensamientos dejen de estar involucrados contigo y que las cosas mejoren para poder restaurar con el tiempo todas las marcas que has ido dejando en mi corazón. Todas esas marcas sé que han sido por mi culpa, porque he sido yo quien ha querido estar ahí a tu lado, soy yo la que no ha podido abandonarte para seguir su camino. Ha sido mi culpa todas las noches llenas de lagrimas porque no he tenido el suficiente valor para alejarme de ti y abandonar todos esos sueños que mantuve a tu lado.



     Compartir         Compartir