Es cierto que eres  tú mi sueño, mi amor, mi anhelo, mi vicio, mi tormento…

Te reto a que intentes olvidar mí nombre, mis caricias, mis besos, pero te aseguro que nunca podrás deshacerte de los recuerdos. Si te vas, seguiré de vez en cuando irrumpiendo tu calma,  irrumpiendo tus sueños.

No culpo al destino, culpa a la cobardía de nuestros actos, lo que nos orilló a rendirnos,  pero nadie negará que somos fuego, almas gemelas que no deben despedirse, que no deben decir adiós.

besar

No sé si te pase lo mismo que a mí, pero me duele la idea de no tenerte junto a mí, no me resigno a perderte, a dejarte partir.

No pido que no te vayas sin luchar, no sea que te arrepientas de poner el punto final, piénsalo bien, pues te aseguro, que a pesar de todo, no te he dejado de amar, sé que sientes lo mismo, lo puedo notar.

Dejemos de lado el orgullo, dejemos de ser tan insensatos, tan inmaduros, recordemos que prometimos ser uno, ser apoyo, ser impulso.

No me resigno a la idea de rendirnos, de vencernos,  después de querernos tanto no podemos dejar de lado los recuerdos, dejar todo atrás, no será sencillo lidiar con la culpa de perdernos.

Te aseguro que será imposible lidiar con la ausencia  de  nuestros besos, no será fácil prescindir de las caricias, de las noches de deseo.

Confío en que aún estamos a tiempo de comenzar de nuevo,  estamos a tiempo de arrepentirnos, de reencontrarnos, de perdonarnos,  aún podemos restaurarnos, reconstruir los sueños que por soberbia derrumbamos, que por tontos deshacemos.

Si a pesar de mis palabras, decides marcharte, si a pesar de todo decides que te vas, entonces mírame a los ojos y dime que no tienes motivos para quererte quedar.

Si a pesar de todo decides que te vas, me resignare a perderte, te dejaré marchar…

kiss

 

Por lo pronto regálame un último beso que no termine jamás,

Algo me dice que te quedarás.

 

 



     Compartir         Compartir