Siempre seremos afortunados, en todos los días de nuestra existencia. El éxito no es algo maravilloso que se le aparezca a unos cuantos y no a todos por causas del destino, azar o suerte. Si hemos pensado o creído esto, es el momento de desechar tal idea, puesto que esos pensamientos solo nos llevan a pensar negativo, desanimarnos, eso puede causar que nuestras ganas de poder triunfar se debiliten, y no querer conseguir lo que deseamos porque esta muy difícil, o simplemente pensamos que la suerte no esta de nuestro lado, debemos pensar en varios aspectos antes de tirar la toalla.

Poco a poco, paso a paso
Si deseamos construir una casa habrá que transmitir nuestra idea a un ingeniero, a fin de que él elabore un plano de la futura construcción y la lleve a cabo, paso a paso hasta concluirla. Esto mismo ha de contemplarse si queremos tener éxito: debemos saber qué es lo que queremos e ir dando pasos o ejecutando acciones que nos permitan conseguirlo, pues no podemos alcanzarlo al azar, tu eres el que construye sus propios sueños, y eres el único que puede hacerlos posibles.

La actitud es determinante

La palabra mágica, subraya Nightingale, teniendo en cuenta los resultados que deseamos obtener en nuestra vida, es ¡actitud!, a la que define como “la posición y orientación indicadora de acción, sentimiento y disposición de ánimo”. Fijémonos y comprendamos bien estas palabras: acción, sentimiento y disposición de ánimo, que sumadas nos han de conducir al éxito que nos hemos propuesto, ya que si no se siente ánimos, como podemos defender aquellos sueños que nos planteamos, esas metas que debemos cumplir, la actitud es muy importante para el animo.

calendario_editorial_tematica

La actitud que tomemos para vivir nuestra vida, es la que nos permitirá recibir lo que anhelamos de ella. Por ello, cabría preguntarnos: ¿cuál es nuestra actitud ante los demás o con nosotros mismos; es de egoísmo, venganza o pesimismo, o bien de ayuda al próximo, de comprensión y de optimismo? Nuestra actitud hacia la vida determinará, sin dudarlo, la que la vida nos vaya mostrando, sea mala, mantengamos la calma, puesto que sabemos que hay días malos, mas no una vida mala, no dejemos que esas circunstancias nos impidan seguir adelante del camino.

Relación causa-efecto
La vida que vivimos está o estará conducida de acuerdo con el principio de causa y efecto. Por eso se afirma que el éxito puede garantizarse y vendrá a nosotros siempre que vivamos de manera conveniente. Por ejemplo: una buena preparación escolar (causa) traerá el tener una muy buena educación profesional (efecto), y cultivar óptimos valores humanos (causa) dará como resultado tener un reconocimiento personal por nuestro comportamiento (efecto).

Debemos comprender que cada uno de nosotros modelamos nuestra propia vida; es decir, si tenemos una actitud adecuada lograremos buenos resultados, pero con una mala actitud sólo cosecharás lo contrario, y harán que nuestras ganas de triunfar sean pocas, y sobre todo, no podremos conseguir todo aquello a lo que aspiramos, todo eso que sabemos nos costara trabajo, y a pesar de eso queremos conseguir, malas actitudes solo van a alentar tu camino, y hasta pensaremos que la vida es injusta, si queremos algo debemos trabajar par ello.

Hay que distinguir cuándo cambiar
Una persona con una actitud deficiente en su comportamiento ante los demás no va a ser aceptado hasta que no modifique su proceder. Por el contrario, si manifestamos una postura de triunfo, ello derivará en consecuencias positivas. William James, de la universidad de Harvard, lo dice de esta manera:

“Los seres humanos pueden modificar sus vidas cambiando sus actitudes mentales”.

Para desarrollar una actitud conveniente ante los demás, cada uno de nosotros debemos primero fomentar una actitud positiva hacia nuestra persona. No podemos dar a nuestro prójimo algo que no poseamos; de modo que la actitud que adoptemos para con nosotros mismos será la que determine la actitud que asumiremos con nuestros semejantes, lo mejor que podemos regalarle a los demás es una mejor actitud, todos necesitamos de una sonrisa de vez en cuando, ya que nosotros podemos inspirar a las personas que nos rodean, sean cercanas o no, hagamos mejor de los días, y hagamos una cadenita, para hacer un cambio, empecemos por cambiar nosotros mismos.

doble-exposicion-para-perfil-en-facebook-twitter-hipster-15817-MLM20109119069_062014-O

Nuestro proceder es el reflejo de nuestro interior
Las personas con actitudes poco favorables, la mayor parte del tiempo se sienten insatisfechas y frustradas. Hay demasiada gente que lleva una vida limitada y casi siempre está a la defensiva, debido a que adopta una actitud incierta. ¡La actitud es el reflejo del individuo!

Las personas de éxito, confían en sí mismas. Hay que reflexionar y tratar a las personas con respeto y dignidad; actuemos de tal manera que busquemos a toda costa sobresalir y tener éxito en nuestras vidas, todos merecemos respeto en la vida, así como los demás deben respetarnos también, una buena actitud puede hacer que muchas personas se inspiren para mejorar su vida, si todos pusiéramos de nuestra parte, podríamos mejorar nosotros y los demás podrían hacerlo también.

Entonces, ¿quieres cambiar el mundo?,  ¡cambia tu mismo!

Vamos a influir en los demás, hagamos que los demás influyan en nosotros.

gafas-lentes-nerds-grunge-geek-hipster-para-sol-3847-MLM79506506_1400-O



     Compartir         Compartir