Me cuesta trabajo recordar cuando entró en mi casa el primer ordenador, es como si siempre hubiera tenido uno, sin embargo fue en la década de los 80 cuando se empezó a instalar en nuestros hogares, un artilugio un tanto aparatoso que acaparaba atención y espacio en nuestros salones. Internet comenzó siendo usada en el medio universitario y militar, pero en los últimos 7 u 8 años, se ha impuesto con rotundidad en todos los ámbitos sociales, propiciado por el desarrollo de dispositivos móviles varios (portátiles, teléfonos, tablets …) cada vez más ligeros y con mayores prestaciones.
De nuestras primeras búsquedas de información relativas a aspectos profesionales, académicos o de ocio (cartelera de cines, restaurantes de moda) hemos pasado a formar parte de redes por internet de todo tipo, algunas sociales como Facebook, Twiter, Tuenti, otras profesionales como Linkedin, Flickr, aún otras de contactos personales y románticos, como Meetic, eDarling, Badoo, Match, de las que forman parte millones de hombres y mujeres de todo el mundo, de distinta condición y estado civil.
Qué son en realidad y qué permiten las redes por internet
Dentro de las llamadas redes sociales, encontramos dos grandes grupos, que se diferencian por el tipo de relación que se establece entre usuarios, serían las:
Redes sociales, propiamente dicho, de la que forman parte comunidades de usuarios que comparten intereses sobre temas diversos, Facebook es la red social que cuenta con mayor número de usarios en el mundo, con el objetivo de fomentar la amistad de personas que ya se conocen físicamente o añadir a la red amigos de tus amigos.
Redes profesionales, el objetivo es básicamente profesional, el trato es más formal. Permiten colgar el perfil profesional, encontrar e invitar a compañeros a unirse a tu red, acceder a antiguos compañeros de clase, compartir conocimientos y poner en contacto a quienes buscan o quieren cambiar de empleo con empresas que desean fichar profesionales.
El ser humano es un ser social por naturaleza, la principal ventaja de las redes sociales es que nos permiten socializar, ya sea con amigos actuales o pasados, a la vez que hacen posible conocer nuevas amistades. Los extrovertidos podrán volcar sus dotes sociales y destacar en ellas, compartiendo información e intereses, los introvertidos se atreverán a relacionarse con el abrigo de la distancia y la no presencia física, consiguiendo logros imposibles de otro modo.
Los usuarios de las redes, se convierten en miembros de una pequeña sociedad virtual, en la que interactúan con otros miembros para fines profesionales, amistosos, amorosos o de simple intercambio de opiniones.
Ventajas e inconvenientes
Las redes sociales son todo un fenómeno social que ha revolucionado la forma en que nos comunicamos e interactuamos, ofreciendo muchas posibilidades en distintos ámbitos de nuestra vida. Entre sus principalesventajas estarían:
  • Poder reencontrarse con conocidos.
  • Compartir momentos especiales con nuestros amigos, familia sin importar la distancia que nos separe.
  • Propiciar contactos afectivos nuevos: amigos, pareja o compartir intereses sin ánimo de lucro.
  • Disponer de información actualizada sobre temas de interés, acudir y participar en eventos, actos y conferencias virtuales.
  • Facilitar las relaciones comerciales y la publicidad a bajo coste.

 

Pero no todas son ventajas, también según advierte el catedrático de Psicología Clínica Enrique Echeburúa, “el cambio de la vida social por la virtual a través de las redes sociales como Facebook o Tuenti, es uno de los mayores peligros que el uso abusivo de las nuevas tecnología entraña para los jóvenes”, ellos resultan los más vulnerables, algunas de las desventajasson:
  • Adicción, se estima un 6% de adictos a internet, consumen una gran cantidad de tiempo y el exceso de información produce sobrecarga, dificultando la discriminación de contenidos y el equilibrio en el tiempo utilizado.
  •  Fracaso escolar entre los adolescentes por el abuso de las nuevas tecnologías.
  • Creación de una identidad ficticia gracias al anonimato, el aislamiento social reduciendo los contactos en vivo y sustituyéndolos por los virtuales.
  • Falta de privacidad, según la Agencia Española de Protección de Datos, el 43% de los usuarios tiene configurado su perfil de forma que todo el mundo puede verlo, eso hace que la privacidad puede verse en peligro. Resulta especialmente preocupante en el caso de los menores.
  • Falta de control de datos, pueden apropiarse de lo que publicamos, incluso robos de identidad.
  • Riesgos por interactuar con extraños, los niños y adolescentes, pueden resultar victimas de. pedófilos, abusadores sexuales, personas con ideologías antisociales y delincuentes de todo tipo
  • Generan angustia, muchos usuarios no se sienten satisfechos hasta que alguien les ha contestado en Facebook o en las redes de contactos románticos, entrando en una espiral de contactos a varias bandas, sin centrarse en ninguno y tal vez perdiendo oportunidades más reales.
  • Se crean expectativas, respecto a personas/amigos virtuales, que no siempre corresponden a la realidad, provocando frustración y desconcierto cuando se produce el encuentro real.
  • Sentimiento de soledad pese a tener muchos amigos en la cuenta.
Vivimos en un mundo en constante movimiento, lo novedoso de ayer, hoy es corriente o demodé, quién sabe lo que nos depara el futuro. La inmediatez con que obtenemos la información, los contactos en tiempo real, las conversaciones, visitas y experiencias virtuales de todo tipo se han impuesto en nuestras vidas, añadiendo elementos valiosos y facilitándonos ciertas tareas, pero no olvidemos nunca el mundo real y perdamos la calidez de una mirada, la suavidad de una caricia, el susurro de una voz, la brisa del viento y el dulzor de un beso.
 “Todo nuestro conocimiento nos viene de las sensaciones”. Leonardo da Vinci
Publicado por Gloria Martínez Ayala Psicólogo colegiado núm. M-23641, Madrid.


     Compartir         Compartir