Siempre has quedado en mí una parte de ti. Puede ser porque no hace mucho tiempo que terminamos, o porque simplemente en mi corazón siempre habrá un pedacito de ti. Ese pedacito que duele, que es como una herida que no termina de cicatrizar. Pero por mucho que no quiera o me duela aceptarlo es así.

Te conocí inesperadamente en el instituto, cuando estaba en primero de bachillerato; ahí jamás pensé que llegarías a ser lo que fuiste y eres para mí. La persona más importante de mi vida, por la que más he sentido y sentiré nunca, con la que más he peleado, reído, divertido, llorado y a la que indudablemente más he amado. Muy típico eso de te quiero, te quise y te querré, pero es la frase que describe lo que me pasa contigo. No entiendo cómo pueden pasar tantos días sin verte, sin saber de tú, sin hablar contigo, sin besarte, sin mirarte como te miraba con esa cara de tonta (tú me mirabas y sonreías siempre) y aun así no olvidarte si no por el contrario; tener aún más ganas de volver a verte y poder darte, aunque tan solo fuera un abrazo. No me ha sido fácil verte y ni tan solo dirigirnos una palabra. Después de haber sido mi todo en esos 3 años y pico juntos.  Hubiera dado mi vida por ti sin dudarlo un segundo, tú eras mi vida. Tus besos y abrazos eran increíbles (no podría expresarlo con palabras) Estaba muy ciega contigo, hemos pasado por muchísimos momentos, pero para mí en todo momento eras perfecto. Que ciega estaba.

Aunque he de reconocer que he conocido a otros y no se asemejan a ti en nada, quizás mucho mejores, pero, en mi corazón no han llegado a ser ni la mitad que tú. No sé qué hacer ya no paro de preguntar a mis amigas por ti y de hacer todo lo posible por simplemente verte dos segundos…

Pero bueno, aunque no se quiera, pasé página o eso creo. Ya no me da tanto miedo verte con otra persona, mientras seas feliz. Muchas veces pensé que me moría cuando me dejaste (porque todo siempre era igual; monotonía) pero acepto que nadie se muere por nadie. Lo recuerdas, lo piensas y lo superas o medio superas. Piensa siempre que eres fuerte, que viniste solo y puedes estar solo siempre, que si alguna vez se fue un familiar tuyo y lo superaste puedes con esto y mucho más; ese fue mi consuelo. Pero también tengo mucho que agradecer a mi mejor amiga. Busca un gran apoyo siempre lo tendrás (familia, amigos…)

A veces esperas que pase el tiempo y lo único que

pasa es la vida. Sé que muchos de ustedes habéis pasado por lo mismo y mi/ preguntas son ¿volveré a sentir algún día lo que sentí por él? ¿Habrá sido el amor de mi vida? ¿Si me buscará algún día que pasaría? Esas preguntas me las hago todos los días un millón de veces, pero no encuentro respuesta en mí.

Quizás nunca lo sabré.

Solo me queda arrancar y quemar esa página de mi libro(vida) y seguir leyendo. Hasta ahora no me puedo quejar verdaderamente lo tengo todo o casi todo lo que se necesita.

Espero que te vaya bien, (siempre en todo) pero recuerda; recuérdalo siempre no encontraras a nadie como yo porque cada persona es única e inigualable. Pero también quiero que sepas que,

quizás nunca… TE OLVIDÉ

 

Por: Guerrero Gómez



     Compartir         Compartir