Quizá esta es la única oportunidad que tengas para amarla, para comprender lo importante que es en tu vida. No dejes ir la oportunidad de estar con esa persona que te hace sentir que los días pasan rápido, que te ha enseñado a sacar el niño que tienes dentro y que te ha enseñado a amar.

Quizá puedas recordar todas esas risas que has compartido con ella, todos esos momentos que sabes que no podrán ser lo mismo si no es con ella. Recuerda todos esos momentos que te ha hecho vivir, todos esos momentos que te han llenado de felicidad al estar a su lado. Las oportunidades suelen darse sola una vez y debemos aprovecharlas cuando podemos. No dejes ir a esa mujer que quizá puede convertirse en el amor de tu vida. No sabemos que lo viene en el futuro, nadie lo sabe, pero debemos reconocer que hemos dejado ir varias oportunidades que pudieron cambiar tu vida y que las dejaste ir porque tuviste miedo de tomar la decisión incorrecta, porque pensaste que quizá no era el momento y decidiste esperar a que las cosas se acomodarán por sí solas.

No dejes ir a esa mujer que quizá pueda completar tu vida. No dejes ir todos esos momentos que podrás pasar a su lado y todas esas cosas que ella está dispuesta a entregarte y a enseñarte porque al igual que tú aprenderá a quererte como tú lo mereces; ella espera que la ames y que aprendas a valorarla con el tiempo. No es fácil tomar la decisión de compartir momentos íntimos con una persona, pero solo esos momentos se pueden compartir con esa persona con la que se siente una conexión tan fuerte que siempre deseas estar a su lado. Hay oportunidades que jamás volverían a presentarse en tu vida, así cualquier oportunidad que este en tus manos y que tú corazón te aconseja que la tomes, no la dejes ir y tómala. En ocaciones lo mejor es tomar decisiones sin pensar en las consecuencias, sin pensar en lo que pudiera pasar. A veces se deben tomar las decisiones con impulso siguiendo solo al corazón y no a la razón. A veces las decisiones más locas son las que te muestran sorpresas durante el resto de tu vida; son esas oportunidades las que te enseñan las mejores lecciones de vida y las que dejan más huellas en el corazón que ninguna otra. No dejes que se vaya porque tienes miedo de intentarlo, porque piensa que atraerás el fracaso. No dejes de ir la oportunidad de aprender a amar y conocer si es ella verdaderamente la persona que deseas a tu lado. No dejes ir la oportunidad porque quizá sea la única oportunidad que tengas para estar a tu lado, para abrazarla y conocer lo que hay dentro de su corazón, para que la conozcas y le demuestres todo lo que puedes llegar a amarla. Con todo esto no quiero decir que juegues con sus sentimientos, que intentes estar a su lado a pesar que no estás seguro de querer hacerlo, sino que uno sabe escuchar al corazón, así que ponle atención y si hay algo dentro de ti que te dice que debes estar por alguna razón a su lado no la dejes ir y comienza a construir ese camino que quizá los lleve a amarse por toda una eternidad.



     Compartir         Compartir