Sin muchas ganas quiero pensar que este tiempo es mi tiempo, que si las cosas salen mal y pasan aunque queramos evitarlo, es porque al final de una mala racha se viene algo mejor, la fortuna quizás este a la vuelta de la esquina tan sólo debo de dejar ir este momento. Quiero reconfortar mi espíritu libre y me hago creer que quiero encontrarme con esa libertad esperada, me hago creer que prefiero caminar sola que acompañada, me mentalizo y me repito que es momento de correr; de emprender el vuelo si es posible. Me lo repito una y otra vez, es mi tiempo, es mi turno de sanación, buscarme en el pasado, encontrarme con mi verdadera personalidad; esa que no se ajusta a la compañía, esa que no cede porque sabe lo que quiere, esa que no se corrompe por pensarse amada.

Tengo muchas opciones y muy pocas ganas de aprovecharlas. ¿Sabes? Cuando una personas quieren
opciones las busca, las pide a gritos si es necesario pero yo no las pedí, yo quería seguir y seguir. El tiempo nos paso corriendo, no te dejo aquí, la estela que dejo fue la que te alejo de mí. Me toca aceptar las que tengo, me corresponde adaptarme a lo que hay por el momento y no exigir lo imposible. El villano de la historia en este caso siempre es el bueno también, me ha quitado mi oportunidad contigo pero me ofrece mil, la histeria y la desconfianza entre nosotros llamo a la puerta del tiempo desconsiderado, ha venido porque lo hemos invocado, era cuestión de tiempo… Para nosotros ya no había más. reloj-500x330

Hoy me quejo pero ayer que te dije que te fueras no me parecía tan mala idea, que injusta es la vida… Mientras lo queramos no lo tendremos y cuando por fin lo tengamos lo detestaremos. A veces todo parece ser tan tonto y vació. Dejamos nuestro destino en manos del tiempo, a veces del viento, en manos de la superstición y olvidamos que somos nosotros quienes debemos de manejarlo. tumblr_inline_n7g4sdaXer1qca5sh

Hoy nos abandonamos a la perdida, nos dejamos ir sin detenernos del amor que decíamos tener; de aquel que creíamos tener, nos sobrepasa el desconsuelo, yo no puedo manejarlo porque esta vez me toca ser la que derrame las lágrimas mientras que tú te marchas victorioso porque miras un nuevo destino en el que yo no estoy contigo.



     Compartir         Compartir