Quiero un amor de esos que duelen, pero de los que duelen bonito, de los que esponjan el corazón, quiero sentir que tengo a mi lado a alguien que está dispuesto a saltar conmigo, a arriesgarnos juntos, quiero alguien que tenga su espacio, pero que sepa echarme de menos, que me lo diga, quiero a alguien que sepa querer.

Quiero a alguien que no juzgue mi locura, si no que por el contrario la disfrute conmigo, quiero a alguien que no tenga miedo de dejarse llevar, alguien que esté dispuesto a luchar por ser mejores juntos, en resumidas cuentas, quiero a alguien que se enamoré de mí, alguien que comparta el sentimiento, y quiero estar con alguien que le dé a mi vida un amor de esos que duelen despacito, de los que duelen rico, de esos que te hacen suspirar profundo.

hands

No pido un amor eterno, pero si uno sincero, un amor completo casi infinito en la relatividad del tiempo, quiero sentirme amada y sobre todo respetada, quiero ser esa sonrisa en la mañana. Quiero un amor completo, entero, sincero, un amor real. Y lo que tengo contigo no es así…

Dices que tú no eres de esos, que estás enamorado pero que no sabes cómo demostrarlo, lo cierto es que no lo estás… esas cosas se sienten, se notan, y yo noto indiferencia en tu manera de amar. Sé que no se te agita el corazón ni te brillan las pupilas cuando sabes que vas a verme, es más, solo me ves cuando quieres, y eso no es amar.

Quiero un amor que este no solo en las buenas, necesito sentirme apoyada, y tú solo estas en la relación cuando te apetece. Algún día regresaras la mirada a lo que tienes ahora y sé que te dolerá, pues vas a recapacitar que tenías todo, hasta de más y cínicamente lo dejaste escapar.

No puedo entender porque me cuesta tanto dejarte ir, porque si de algo estoy segura es de lo que no quiero en mi vida, y un amor convenenciero, intermitente, endeble, eso es lo que no quiero.

Me duele bastante tener un amor a medias, pero me lastima más no haber sido la elegida, no haber sido con la que serás cursi y romántico, dices que no eres así, pero va a llegarte el amor y esas cosas que dices jamás harás, comenzarán a brotar de la nada. Me entristece no ser yo la que reciba tus llamadas bobas a altas horas de la noche solo para decir que me extrañas, me duele no ser yo a la que despiertes con un beso y a la que le digas que la amas…

infinito

No te deseo ningún mal y mucho menos quiero que sufras la indiferencia por la que estoy pasando, sin embargo la vida es sabía, sé que cuando encuentres a esa chica que saque el lado romántico que hay en ti, darás una mira atrás y me recordarás, es ahí en donde te darás cuenta que fue un completo error dejar ir a esa chica que estaba dispuesta a darlo todo por ti.

Idea original: Ariadna Alvaro Herraiz

 



     Compartir         Compartir