La mayoría de nosotros saltamos de una relación a otra sin darnos el tiempo de sanar y sobre todo de soltar y dejar realmente en el pasado nuestra antigua relación.

Si observamos a las personas que han vivido una larga relación de pareja podemos darnos cuenta de los puntos clave que son completamente diferenciales a las relaciones actuales, por ejemplo, las personas de antes llevaban un enamoramiento más largo y poseían la actitud de reparar lo que estuviera dañado antes de botarlo y conseguir algo nuevo, esa actitud la aplicaban con sus electrodomésticos, su vajilla, sus recuerdos, y también con las personas. Es necesario comprender el valor de las cosas para apegarse a ellas, para luchar por ellas y para conservarlas, eso es algo en lo que actualmente no se piensa mucho, vivimos en la era de los “desechables”, compramos bebidas en envase no retornable para no tener que guardar las botellas, la mayor parte de las baterías que usamos también son desechables, algunos platos y vasos y por supuesto esto también lo aplicamos a nuestras relaciones, lastimosamente se necesita mucho menos esfuerzo para dejar una relación que para comenzarla.

Deseo un amor a la antigua, un amor que se capaz de entregarlo todo, de trascender en el tiempo y que no se doblegue ante las adversidades, un amor que tenga como primera intención siempre la reconciliación, el reparar, el ceder. Alguien que comparta el sueño de amar a la misma persona durante toda la vida y se comprometa de verdad para lograrlo, alguien que sea capaz de enamorarse también de la monotonía, en este tiempo las personas crucifican a la monotonía como algo malo y no tiene por qué serlo, de hecho es imposible vivir sin ser capaces de convivir con la monotonía, las novelas y las películas de amor nos venden constantemente la idea de que el mejor amor es aquel que se basa en experiencias irrepetibles y extraordinarias, nos han vendido la idea de que la felicidad se encuentra en una existencia sin equilibrio, sin razón.

antigua2

Pero yo quiero alguien así, que me vea delineada por las mañanas y que me diga que le encanta verme despertar, que dentro de lo cotidiano me sorprenda con un detalle, que me lleve serenata y que sea él el que me cante aun cuando sea un poco desafinado, alguien que dedique un momento de su día para escribirme una frase bonita, alguien que vea soluciones a todos nuestros problemas, alguien que me conozca bien y que a pesar de eso sea capaz de amarme sin límites ni miedos, que sepa que a pesar de mis momentos de locura nunca lo voy a dejar de amar.

Quiero compartirlo todo con él, lo bueno, lo malo, lo eterno y lo efímero, mis sueños, mis miedos, mis alegrías y tristezas, mi luz y mi obscuridad, quiero que me abrase y me haga sentir protegida, amada y quiero poder hacer lo mismo por él, porque estoy convencida de que es la única manera en la que podría vivir con alguien hasta el fin de mis días y nada me haría más feliz que envejecer con una persona así, hay modas muy chulas en muchas cosas, pero hablando de amor yo quiero un amor a la antigua.

Idea original: Pao Torres

Editado por Sunky



     Compartir         Compartir