Es difícil exprese la menear en la que te presentas en mi mente todos los días de mi vida después de nuestra despedida. Aún te recuerdo porque no he encontrado la manera de decirte adiós por completo y despedirme de una vez de ti, te recuerdo porque aún no encuentro a una persona que tome el lugar que tu tenías en mi vida. Sé que soy una estadía al recordarte y al desearte de nuevo a mi lado sabiendo que en aquella despedida me dejaste en claro que yo no era para ti y que ya no sentías nada por mí.

Quiero olvidarte, eso es un hecho, pero no sé cual es la mejor manera. No sé como lograré alejarte de una vez por todas de mi mente para que por fin me dejes en paz y pueda seguir con una vida, con esa vida que yo tenia antes de que tú aparecieras.

Pensé en algún momento que la distancia me había entrar en razón y atender de una vez por todas que no volveríamos estar juntos, que nuestra vida había llegado a su fin y que ya no había vuelta de hoja, que lo que un día existió entre tú y yo había terminado porque así tú lo habías querido. Peas´que con el tiempo dejarías de existir en mi mente y en mi corazón y que el tiempo me ayudaría a sanar todas las cicatrices que se formaron en mi alma cuando comenzaste a cambiar y comenzaste a sacarme de tu corazón y de tu mente. El momento aún no ha llegado y siento que esto no puede quedarse así, siento que necesito hacer algo para que tu recuerdo ya no viva en mí sino que quede el vacío en es lugar que solo era tuyo dentro de mi corazón.

Tienes que saber que aún me duele cada cosa que haces, cada pensamiento que s cruza en la mete de tu nueva vida, de la posibilidad de que ya hayas encontrado a alguien más y yo me quedo aquí siguiendo recordándote mientras tú le entregas el amor que yo anhelo a alguien más. Me duele pensar que tus brazos y tus labios ya o son míos y que ahora los disfruta alguien más. Intentó no pensarlo; hago miles de intentos tratando de no pensar en ti y que poco a poco te vayas lleno como un fantasma, que te vayas y que no vuelvas más porque estoy cansada de seguir sintiendo esto que me sofoca, que no me deja dormir por las noches pues me atormenta recordándome que ya no estás aquí y provocando que las lagrimas se derramen de nuevo sin poder detenerlas. Quiero aprender a disfrutar este tiempo que ya no está a mi lado pues quiero darme cuenta que pudo encontrar a alguien mejor que tú, pero sobre todo a alguien que si sea capaz de amarme como siempre esperé de ti. Quiero aprender a decirte adiós y que ya no me duela el pensar en el pasado y en tu futuro sin mí.



     Compartir         Compartir