Quiero lograr conquistarte de una manera en la que no quieras alejarte jamás. Quiero ser tu inspiración y la persona con la que puedas confiar. No te conozco aún, pero sé que eres todo lo que quiero, puedo sentirlo. Sueño con hacerte feliz cada día de la noche a la mañana, llenarte de alegrías y de momentos que en tu mente se atesoren. Quiero amarte y entregarte este corazón que desea estar a tú lado por siempre.

Cuándo te veo puedo sentir como mi corazón quiere salir de mi pecho y cuando me acerco puedo sentir que voy perdiendo la respiración. Puedo escucharte por horas, no podría dejar de escuchar tu voz y ver tu sonrisa. Déjame ser el hombre que pueda llenar tu vida con amor, y déjame ser yo quién te demuestre que el amor puede ser eterno demostrando día a día que el amor no se olvida, no cambia y que puede permanecer en un cuerpo hasta el fin de sus días. No tengas de miedo intentar entrar en una nueva aventura para los dos, en intentar comenzar un camino junto a mí porque yo estaré dispuesto a estar ahí para ti hasta el final, seré quien te levante al caer y quién estará cuidándote la espalda. Me he imaginado ya una vida a tu lado y me gusta hacerlo, me gusta pensar en entregarte todo lo que tengo y todo lo que soy. Quiero ser tuyo y que tú seas mía por siempre. Quiero regalarte lo que hay dentro de mí, ser sincero y entregarte todo este amor que he reservado solo para ti, un amor que estoy dispuesto a fortalecer con el paso de los días. Quiero apoyarte en las buenas y en las malas.

No dejes que el miedo no permita que seas feliz a mi lado porque yo tengo mucho que entregarte y quiero hacerlo porque sé que eres la única que se lo merece, porque no tengo ojos para nadie más, porque eres tú quien cubre mis expectativas y a la única persona que mi corazón desea tener a su lado y compartir lo mejor de su vida.

He esperado una eternidad por sacar este sentimiento y confesarte lo importante que eres en mi vida y lo valioso que es este amor para mí. Eres la única que me hace sentir seguro de mí mismo y la única que logra que mis días se vuelvan cada día mejor. No puedo esperar para que sepas estas palabras y pueda ya estar junto a ti. He pensado ya una vida completa a tu lado y hasta el momento sigue siendo lo que en verdad quiero en mi vida. No sé que respondieras, pero trataré de ser fuerte para cualquiera que sea tu decisión, sólo pido que seas paciente y cuidadosa al mostrarme la verdad. Quiero que seas sincera y no pienses en decirme todo lo que hay dentro de ti porque sin importar tu decisión seguiré estando ahí para ti y cuidando tu espalda para que no caigas.



     Compartir         Compartir