Aún no encuentro esa manera que te puede poner loco por mí, tan loco que quieras pasar el resto de tu vida conmigo; tan loco que no quieras que nadie más forme parte de mi vida. Quiero encontrar esa manera de poder enamorarte día con día para que nunca quieras alejarte de mí porque sé que no soportaría una vida sin estar a tu lado, porque eres tú esa persona que cada noche inspira mis sueños y me llena el corazón de un gozo que es difícil de explicar. No sé como puedo buscar esa manera en la que pueda hacerte feliz para que sigas a mi lado todo el tiempo que sea posible.

Quiero enamorarte de una manera justa, de una manera en la que no llegue a enfadarte y conseguir que te vayas de mi lado sabiendo que aún me tendrás. Quiero encontrar la manera correcta de decirte todos los días lo mucho que significas en mi vida, lo mucho que te amo y lo mucho que deseo pasar mi vida a tu lado sin que logre subir el orgullo que toda persona tiene dentro del corazón, sin lograr que tu corazón se confíe de que me tendrá a su lado a pesar de todo y me deje de valorar como lo ha hecho hasta el momento. Quiero que estés a mi lado porque te haya enamorado y no porque te haya hecho sentir que debes estarlo. No quiero comprometerte con otra cosa que no sea amor, porque quiero que lo único que nos una sea un amor verdadero, un amor que no se agote, un amor mutuo y limpio.

Tendrás a mi lado la puerta abierta para cuando ya no quieras seguir más aquí porque en el amor también se debe otorgar la felicidad y cuando la persona que realmente amas no encuentra la felicidad a tu lado no puedes obligarlo a seguir aquí a pesar de que tú casi mueras por no estar a su lado. Es por eso que prefiero ser paciente y encontrar la manera de hacerte feliz pero al mismo tiempo que me ames y no lo dejes de hacer. Que sea una amor natural, no hipócrita ni a la fuerza.

Lo único que deseo es que seas feliz a molado y no quieras ir a buscar tu felicidad en otro lugar. Quiero ser yo ese lugar en el que quieras habitar porque te sientes cómodo de pasar tus días ahí; quiero ser tu hogar. Quiero lograr que confíes en mí y que sepas recurrir a mí cada vez que necesites una mano, un consejo o una palabra de aliento. Quiero demostrarte de una manera sutil y verdadera que estaré para ti por siempre y que estaré a tu lado todo el tiempo que tú me lo permitas. Buscando tu felicidad encontraré la mía porque cuando tus sonrisas son las mías y tus lagrimas arden en mi corazón. Seguiré buscando esa manera que hará que sigas a mi lado y no quieras alejarte jamás.



     Compartir         Compartir