La migraña es un problema bastante fastidioso para quienes lo padecen. Los que la sufren, se vuelven muy delicados y susceptibles a alimentos, olores, ruidos e incluso a la propia luz. El dolor que sienten es realmente fuerte al punto del adormecimiento, y la persona se siente totalmente incapacitada, tanto que lo único que quiere es encerrarse en un cuarto oscuro y acostarse sin que la molesten. Esto, desde luego, impide que los afectados realicen sus actividades diarias con normalidad. Y si ya de por sí la migraña es ella sola un tema serio, recientemente se descubrió que podría estar asociada a otros problemas de salud que deberían atenderse lo antes posible.

De acuerdo con una investigación llevada a cabo este año, quienes padecen de este mal tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón. En el estudio se analizó a más de 100 mil mujeres entre los 25 y 42 años. Se les siguió por más de 20 años para evaluar si desarrollaban enfermedades cardiovasculares.

Solamente el 15% de las mujeres analizadas manifestó tener migraña al inicio del estudio realizado por expertos de la Universidad de Harvard, y ninguna de ellas tenía problemas cardiovasculares de ningún tipo. Luego de los 20 años de análisis, 223 mujeres murieron de enfermedades cardiovasculares y 1,329 sufrieron ataques cardíacos.

Las mujeres que sufrían de migraña tenían un 50% de riesgo de sufrir un ataque cardíaco o alguna otra complicación cardiovascular o arterial, aunque, claro, también fue necesario analizar otros factores como la edad, presión arterial y hábito de fumar.

Los investigadores concluyeron que es muy probable que exista un vínculo entre la migraña y las enfermedades del corazón, principalmente en el género femenino, y aconsejaron acudir al cardiólogo para que él dé las indicaciones necesarias. Desde luego, no tienes por qué asustarte, tener migraña no es una sentencia de que tendrás un ataque cardíaco; esto es solamente para que tomes las debidas precauciones y prevengas futuras enfermedades.  Recuerda que lo más importante es tu salud. Acude con tu médico de confianza.

 

Autor intelectual: Andrea Araya Moya



     Compartir         Compartir