Quiero decirte, que por ninguna circunstancia hagas lo que otros te impongan, sigue tus instintos, confía en tus decisiones y quiere a los que hagan lo mismo por ti. Eres perfecta, así como eres, no existe nadie que pueda arrebatarte la luz de tu mirada, recuerda que estás en este mundo para ser feliz. Cuida de los tuyos, valora el tiempo que otros te ofrecen, disfruta de los instantes que la vida te aporta, nunca sabrás cuándo será tu último día, ya que poseemos la fecha de creación y desconocemos la caducidad de la misma.

Ama, eso ante todo, hazlo con la mayor locura posible; arriesgarse siempre será la mejor de las opciones, no puedes determinar quién estará dispuesto a recorrer la travesía junto a ti.

Olvídate de los efectos secundarios del amor, la receta no es predecible. No tengas cuentas pendientes con el pasado, da pasos lentos y conseguirás actos gigantescos.

Olvida y perdona a aquellos que te hicieron daño, así se demuestra la pureza de los individuos, no te alejes de los malos, pero cuídate de los demonios con piel de cordero, son dañinos. Aléjate de las personas tóxicas, ya que sin apenas darse cuenta dejan huellas imborrables. Pero con todo esto vive conociendo las diferencias entre el bien y el mal, mira dentro de tu corazón y hallarás las respuestas. Y sé tú, así, escribiendo para ahogar las penas entre páginas vacías y bolígrafos cansados de redactar palabras alentadoras, no dejes que se infiltren en cualquier rinconcito de tu ser.

tumblr_static_dg8jer08ccg04k8wkgkwgwkko

Sigue escuchando la misma música que te sirve de musa cada noche y por supuesto, otorgarle el placer de la eterna juventud a tu alma. exhala felicidad y consúmela, aliméntate de las buenas vibraciones de tu alrededor, el camino es como una cuerda de la que a veces hay que tirar o aflojar.
Querida yo del futuro, conserva a esa niña que habita en lo más profundo de tu interior, no la eches jamás, déjala que aparezca de repente intentando interrumpir la monotonía y cuando lo haga, significará que sigues siendo cada pedazo de pasado, presente y que el futuro, el futuro estará por venir.

Por: Ariadna López Bratlle



     Compartir         Compartir