Me gustaría dedicar este escrito a todas las mujeres que viven esperanzadas en encontrar al hombre adecuado. Debes saber que el verdadero amor es natural, autentico, sin caretas ni disfraces; el hombre que  ha de merecerte se enamorará de tu esencia, de tu inteligencia, de la  belleza interna que hay en ti.

autentica

Por eso abre bien los ojos, no te conformes a la  primera, enamorate de un hombre que se entregue de verdad.

Quédate con el que te trate de tal modo que te haga sentir su princesa, no hacen falta honores ni diamantes, ni riquezas, tan solo bastará con que te sepa tratar.

Quédate con el que se ponga nervioso al verte llegar, al que le brillen los ojos cuando te ha de nombrar.

  

Quédate con el que defienda su independencia, pero que prefiera mil veces estar contigo en cualquier lugar.

Quédate con el que prefiera una tarde de helado en el sofá, a una noche de fiesta en cualquier bar.

Quédate con el  que te llame cuando está lejos para decirte que te piensa.

Quédate con el que llama para saber que has llegado bien a casa incluso si te has ido molesta.

Quédate con el que te hace llorar, pero de risa, que llene tu mente de recuerdos de esos que no se pueden borrar.

Olvídate de aquel que te quita el tiempo y quédate con el que te roba el aliento.

amor real

Quédate con el que te muestra interés, con el que te besa tiernamente  enfrente de quien sea

Quédate con el que no tiene miedo a gritar un “te quiero” ni a lo cursi de los detalles sinceros.

Quédate con el que se queda a tu lado en días de enfado, con quien te soporte en tus malos ratos

Quédate con el que sea capaz de romper  su orgullo cuando se ha equivocado, con aquel que  tenga el valor para decir

“Te extraño”

Quédate con quien te amé en las primeras horas del día, sin maquillaje, al que le baste tu  sonrisa para saber que eres la mujer de su vida

Si has encontrado a alguien que actué de este modo, no lo pienses tanto, quédate con él, porque hombres  así, son escasos, te aseguro que alguien como él, es el hombre indicado, que hará  hasta lo imposible por hacerte feliz.



     Compartir         Compartir