No sé como explicarte la sensación de tranquilidad que sentí en el momento en el que él decisivo alejarse de mí. Sé que suenan absurdas todas éstas palabras, pero es la verdad. No sé como explicarte lo que sentí en el momento en que él se fue, en el momento en que vi como se iba y que sabía que no volvería. No te negaré que me dolió, pero en medio de ese dolor podía encontrar paz, tranquilidad y un poco de soberbia. No sé porque la tranquilidad abrazo a mi dolor y me decía que todo iba a estar mucho mejor.

Sé que ahora esta a tu lado y debo asegurarte que jamás intentaré arrebatártelo, al contrario, puedo decirte que es pero que te lo quedes y que después de vivir un tiempo a su lado no te haga lo que hizo conmigo,que su relación si lo tome en serio y no como uno más de sus pasatiempos. Espero que te haga sentir mujer en cada momento, que te respete y siempre dé la cara por ti. Espero que jamás te avergüence delante de las personas, que no te humille y se burle de ti mientras se encuentra a la caza de la siguiente, de la que tomará tu lugar de la misma manera que tú lo hiciste conmigo.

Espero de verdad que encuentres la felicidad a su lado, que todas tus expectativas sean más que eso, que sean una realidad en la que puedas vivir. Espero que puedas disfrutar de una relación llena de amor y sin mentiras. Quédate con él y después me dices que tal te fue, porque debo decir que lo amé, pero ya no soportaba estar un minuto más a su lado porque vi como me humilló, porque vi que jamás me valoro, que jamás pudo darse cuenta de la gran persona y mujer que tenía a su lado. No quiero que tú pases por lo mismo que pasé yo, pero si es necesario sé que así sucederá.

No te confies de sus palabras, de su mirada y de todas esas caricias que te hacen pensar que nunca las encontrarás en otro lugar más que en sus brazos. Que sus palabras no te embriaguen y te hagan creer que es él el único hombre que podrá hacerte feliz, que es él el único hombre que te merece. Yo sol quiero advertirte, pero no puedo entrar en tu corazón y tomar tus decisiones. Solo diré que debes tener cuidado con él, escucha a esta mujer que tuvo que soportar lo que tú estás a punto de pasar. Recuerda mis lágrimas y todo lo que él te contaba acerca de las noches que en vela lo esperaba, porque quizá en un tiempo ahora seas tú quien tome mi lugar y otra estará enredada en sus sábanas mientras tú te encuentres esperándolo preocupada. Recuerda mis palabras porque no volveré a decirlas; debes recordar todo lo que mis labios te han dicho. No pelearé por él porque no vale la pena y porque simplemente ya no quiero estar a su lado, ahora te toca a ti.

 



     Compartir         Compartir