Desesperada me parece la madrugada al despertar y ver que no estas.

Que desconsuelo es tenerte a ratos, que solo unas horas te puedas quedar, he condenado a morir el amor propio por aceptar esta realidad, por conformarme con lo que tú me quieres dar.

quedate aqui

Mis sueños de eternidad se quedan en las nubes, allá en donde me gusta estar cuando te vas, soñando con amor valiente que no tenga miedo de arriesgar, y sin embargo me toca caer de lo alto cuando te veo marchar, tú tan sonriente por el momento ardiente que te hago pasar, yo tan hundida en este acto suicida de quererte, de besarte, de morir cada vez que te vas.

Creo que es veneno lo que me das con tus besos, que para ti todo es un juego, un cruel enredo del que ya no puedo salir.

Tu amor me dura apenas  unas cuantas horas, y sin embargo ya no puedo elegir, no puedo cambiar lo que siento, pues sin poder evitarlo, me he enamorado de ti, de tu pasión, de tu fuego, de todo lo que me haces sentir, me aferro a ti, sabiendo que tus besos poco a poco me van robando los sueños, me van quitando la vida.

Sola despierto en la oscuridad con la huella en mi cuerpo aun de ti, te extraño y te recuerdo con cada suspiro, con cada momento que se me escapa cuando pronuncias la palabra adiós.

Sé que nunca serás mío, que me estoy aferrando a tu aroma, ese que dejas impregnado en mi almohada, ese que ya no me basta para sonreír, ese que me recuerda que tienes a alguien que espera por ti.

No puedo escapar de este acto de inconciencia, me tienes dominada, quiero ser libre pero me niego a seguir sin ti, es esta dualidad de sentimientos que me atan a ti…

quedate conmigo

Quédate…sé que mi ruego no bastará

Me resigno a verte partir, mientras yo me quedo aquí, tan sola, esperando a que vengas de nuevo a mí,

Escrito por:    Señorita Libélula.

 

 

 



     Compartir         Compartir