Seamos sinceros, hay que tener franqueza así que comenzaré yo primero y te pondré las cartas sobre la mesa. Si a ti te parece bien entonces estas dentro del juego y si las cosas no te parecen justas entonces tienes la libertad de buscarte a alguien más. Alguien que esté interesada en hacer lo que tú quieres.

Prefiero que durante el día compartas conmigo unos minutos, de atención sincera en donde no falten los abrazos y los besos. Que estas sean expresiones puras de amor, que vienen directo de tu corazón. Prefiero que las cosas sean así en lugar de días enteros de falsedad en lo que tú, te veas obligado a verme por cordialidad.

Dentro de nuestra relación obviamente tendremos responsabilidades, pues todas las relaciones humanas así son y eso exige. Pero actuar de forma obligada no será parte de las especificaciones dentro de nuestra unión.

Prefiero que estrechemos las manos hoy, con amor, al saludarnos dejarlas unidas por un momento y que el calor de tu mano pueda quitar un poco el frío de las mías, me gustaría que las cosas fueras así ahora en lugar que vayamos tomados de la mano por la calle, fingiendo que las cosas están bien cuando en realidad ni siquiera podemos mirarnos.

Me gustaría que me dijeras pocas palabras, que sean palabras francas, que expresen al amor que tienes, el cariño que sientes por mí, no me interesa que las palabras no tengan rima, ni detalles encantadores al momento de la entonación lo único que quiero es que sean reales. Prefiero que sean suficientes, a que todos los días me digas que me amas o me mandes mensajes que me hagan saber que me extrañas de manera forzada y programada.

No quiero mucho sólo quiero que sea real, creo que en realidad no pido demasiado, sabes que conmigo no hay que preocuparse por no recibir lo que mismo que pido.



     Compartir         Compartir