No quiero negarlo, porque si te quiero o te detesto es sólo asunto mío, que las personas no se metan en lo que decido pues nadie se hace cargo de mí, yo sola cargo mi propio peso y aunque a veces es mucho es la ventaja de ser independiente. Puedo hacer lo que yo crea más conveniente pues las decisiones sobre mí las tomo yo sin incluir lo que los demás quieran; ni los que nos defiendan, ni los que nos apunten con el dedo. No te aflijas por lo “complicado” de nuestra situación pues tú en tu espacio y yo en el mío… sigue pareciendo lo mejor, no la necesidad de una vida juntos, ni la necesidad de no tenernos.

Déjalos que opinen porque muchas veces los reproches de las personas son los reproches hacía ellos mismos o las ganas de haber hecho, de poder hacer o de querer hacerlo… exactamente lo que ahora hacemos nosotros. Cuando uno mira hacia el otro lado y habla es porque se sabe lo que se hace; si hoy ellos se sienten con el derecho de decirnos que hacemos algo que no les parece bien es porque saben muy bien que puede no tener un buen resultado, yo por lo menos sé muy bien a lo que me arriesgo y simplemente hoy no quiero obligarme hacer algo que no me parece sólo para no tener que lidiar después con eso. 

Vivo un día a la vez porque no sé que sucederá mañana, no me adelanto y lo pienso con calma. Si mañana la vida se me acaba y comienzo con lamentos tendré bien en cuenta que cada cosa que no he hecho o incluso las que sí es porque yo quiero. Cada decisión es la que yo misma he querido tomar y a decir verdad creo que deberías hacer lo mismo, decide por ti mismo aunque las cosas que puedas pensar no me incluyan a mí pero así como no me incluyas evita hacer eso con los demás. Que sea tu boca la que hable, que sea tu razonamiento en el que piense y tu corazón el que decida. 

No te estreses por lo que pueda parecer que hacemos, deja que cada quien formule sus conclusiones pues al final del día sólo tú sabes lo que haces y por eso mismo deberías de ignorar a quien te cuestione. Al final del día sólo tú pagarás las consecuencias o mejor aún gozarás de los beneficios que te creas.



     Compartir         Compartir