Todos tenemos sueños y todos sabemos que lograr alcanzarlos cuesta mucho trabajo, tiempo y esfuerzo. Sabemos que las metas y nuestros sueños en ocasiones se encuentran lejos de nosotros pero, somos nosotros los que debemos esforzarnos para lograr alcanzarlos y hacerlos aún más propias e intentar no soltarlos a pesar de lo que pase para poder mantenerlos cerca y poder seguir luchando por ellos con todas nuestras fuerzas, pus son nuestros sueños y nosotros somos los únicos que podemos decidir cuando los tomamos y cuando los dejamos.

[/SM-Responsive

No permitas que nadie te detenga, que nadie detenga tu caminar hacia tus sueños, pues esos sueños y metas solo te pertenecen a ti. No permitas que nadie te desanime diciéndote si puedes  o no obtenerlos pues solo a ti t costará trabajo obtenerlos.

Las personas externas a ti podrán decir mil cosas de las cosas que haces y estas a punto de hacer porque ellos no comprenden, porque ellos no han pasado por lo que tú has pasado. Ellos no conocen todo lo que has hecho por estar en el lugar donde estás, así que no te preocupes por el que dirán o por intentar agradar a esas personas que hablan y hablan intentando lastimarte y hacerte cambiar de tu opinión. Nadie importa; nadie importa entre tú y tus sueños. Todos los que están a tu alrededor no valorarán con las mismas fuerzas lo que haces, pues ellos no comprenden lo que haces, ellos no conocen lo que hay dentro de ti, dentro de tu corazón y tu mente.

Sigue adelante con cada uno de los proyectos que tienes en mente, no pienses en detenerte y sigue trabajando en ellos. Si quieres tomar una nueva técnica o conocimiento, sigue estudiando y esforzándote por obtener el conocimiento de esa área que tanto te interesa. Si quieres tomar un vieja como comienzo de una aventura alrededor del mundo, no te preocupes y comienza a planear cada uno de ellos. Y quizá los obtengas y quizá no puedas realizar algunas cosas pero ¿qué importa? porque durante el transcurso del camino aprendiste y entendiste muchas cosas que quizá si no hubieras hecho nada nunca habrías aprendido.

Disfruta del proceso y del camino para alcanzar cada una de tus metas y debes estar consiente que cuando menos te des cuenta, durante se proceso habrá quienes no te permitan seguir o por lo menos te harán un poco más pesado el lugar a tu destino. Durante tu camino no dejes de pensar en la meta, no dejes de pensar en todas esas bendiciones que obtendrás si logras llegar a la meta; si logras conseguir todos tus sueños. Piensa en todas las recompensas que obtendrás en cada uno de tus pasos, y sobre todo n cada una de las pruebas y cuando sientas que ya no puedes más. Sigue adelante a pesar de todos, quizá podrás tomar algún descanso para no desfallecer, pero después con más fuerzas te levantarás y seguirás tu camino hasta llegar al final a pesar de todo y de todos.

 



     Compartir         Compartir