Lo único cierto es que no hay fórmulas secretas ni mágicas para el amor, cuando ves a una persona, te puede llamar la atención ya sea su manera de vestir, como camina, la personalidad que desborda y puede que te fascine el color de sus ojos. Pero ¿qué es lo que busca realmente un hombre inteligente en una mujer? como pareja obviamente, qué hace que una mujer pueda ser atractiva para él y que éste se enamore de ella. Sé que es una pregunta muy general, porque no todos los hombres piensan igual, y además, sería imposible encontrar en una mujer todo lo que se desea.

Un hombre normalmente diría: Que esté buena, bonita y que no joda. Y quizá sea así, si de lo que hablamos es de “pasar una noche”, pero cuando se trata de buscar una pareja estable, los hombres inteligentes manejan otros “filtros”. Y por hombre inteligente me refiero a aquellos están conectados en sus cuatro campos de la vida: físico, mental, espiritual y emocional.

No estoy por inventar el “hilo negro”, pero si esperan que les diga que un hombre busca para compañera de su vida una top model con medidas perfectas, de esas que les encanta ver en revistas o en las redes sociales, pues déjenme decirles que no, se equivocan. Como lo dije antes, ellas están bien para una aventura, un noviazgo sin tanto compromiso. Ellos prefieren una mujer real, que les mueva el piso, que realmente los asombre y que diga ‘mierda, mira con quien estoy’, que les inspire respeto lo que haga (estudiar/laborar) es decir, una persona, no una muñequita linda. Al menos, un hombre inteligente sí lo quiere así.

¿Cuántas veces no hemos visto a un hombre desvivirse de atenciones y muy enamorado de una mujer que no es la más atractiva ni la de el mejor cuerpo? Muchísimas, y lo primero que nos llega a la mente es: ¿pero qué tiene esa tipa que no tenga yo? Y es que bueno, ahorita ya ser atractiva no es ninguna novedad, con un buen cirujano y un poco de dinero, el asunto esta resuelto. La belleza física como ingrediente principal para un hombre esta dejando de ser novedad.

Ellos buscan…

Una mujer Versátil:

Aquella que pueda ser su amiga. La que lo mismo disfruta unos hot dogs de la esquina que una cena en el restaurante más caro de París. La que posiblemente no es fanática del futbol, pero se sienta con él a verlo y hasta se emociona. Aquella que puede ver una película de acción y se divierte tanto como con la más cursi. La que baila con él hasta las 5 de la mañana en la boda de tu mejor amigo y se lleva bien con todos sus amigos. Con la que puede divertirse, y la pasa tan bien, que quiere incluirla en todos tus planes. Aquella que además de amiga, es amante. La que le puede dar una noche de sexo romántico y al día siguientes es un maldito terremoto que hasta le espanta. Aquellas que disfrutan el sexo, lo provocan y a veces hasta lo piden. Las que los sorprenden de vez en cuando con cosas nuevas y atrevidas. Amiga, amante y también socia. La socia es la mujer que quiere ser parte de su proyecto y te invita al suyo. Te acompaña y te impulsa en los planes personales, profesionales, económicos, etc. y te pide que la acompañes en los suyos. Lo hace con actitud positiva y con la firme idea de que todos ganan con el éxito de los dos. Lo común es que los hombres tienen amigas por un lado, amantes por otro y socias por otro. Pero cuando las encuentran en un solo paquete, se acabó la búsqueda.
Una mujer que represente un reto constante:

Aquella que nunca logra descifrar por completo. La que sabe que NO tiene segura. La que está ahí, pero vale tanto por sí misma, que mañana se la pueden arrebatar. La que puede sobrevivir sin él, pero al mismo tiempo lo necesita. La que no se regala, sino que se vende caro. A los hombres les gusta conquistar, les gusta hacer cosas difíciles como subir una montaña o hacer un triatlón y es lo mismo para las relaciones. El chiste es que sea un reto, no una pesadilla. Que no es lo mismo. A ellos los reta que su mujer sea preparada y exitosa, es una pesadilla que sea soberbia y pedante. Los reta que una mujer sea guapa y atractiva, pero es una pesadilla que una mujer sólo viva para eso. Los reta que una mujer sea buena para el sexo, pero es una pesadilla la que es buena, con o sin ellos. Los reta una mujer que los necesita, pero es una pesadilla una mujer celosa y obsesiva.
2

 

Una mujer sincera:

La sinceridad es una virtud que los hombres elogian. Fuera de banalidades y pretensiones, una mujer sincera y auténtica, que se muestra quien es sin miedos, es algo que les atrae. Esto no significa que tienes que andar diciendo todo, ni contándole toda tu vida ni tu pasado al primer galán que encuentres, sino que hay que decir las cosas como son cuando se tienen que decir. No hay peor situación que quebrante a un hombre como una mentira y eso lo sé. La honestidad sea como sea siempre será un punto a tu favor.

 

Una mujer Inteligente:

Y quizá es el más importante. A ellos les atraen las que construyen cosas, y las que les ayudan a construirlas. Una mujer inteligente es la que sabe construir un hogar, un patrimonio, una familia, una red de amigos, proyectos profesionales y sobre todo, una relación. Ellos siempre tratan de evitar a toda costa a las tontas, a las destructoras. Esas que destruyen su familia, su grupo de amigos, su patrimonio, su carrera, etc.

Una mujer divertida:

A veces las mujeres no nos damos cuenta que con una sonrisa le podemos decir muchas cosas a un hombre. Una mujer feliz es atractiva. Ser divertida significa que sabes disfrutar de la vida. ¿Cuántas veces nos preocupamos más por el maquillaje o el vestuario o por descifrar lo que dice ese hombre en la primera cita, en vez de disfrutar y sonreír por el momento tan agradable? Ser divertida tampoco quiere decir que te la pases todo el tiempo carcajeándote de lo más tonto, no, sino que tengas sentido de humor y sobre todo que sonrías. Una sonríe cuando es feliz. Un hombre no pasará tiempo con una chica que siempre esté de mal humor, o que nada le parezca o que se la pase quejándose de todo.

3

 

Una mujer que es segura de sí misma e impredecible:

Definitivamente eso conquista siempre. Sabemos que a veces, las mujeres no somos del todo “la seguridad con tacones”, pero siempre es bueno que defiendas lo que piensas. No en todo tienen que estar de acuerdo, eso es parte de conocerse. Un error muy grave que se suele cometer cuando conoces a alguien es querer agradar en todo, y no necesariamente es así. Si estás segura de ti misma y de lo que piensas, lo expresas, eso llama mucho la atención de un hombre. También, una mujer segura implica no sentirse menos cuando él mira a otra chica o cuando él sale con sus amigos, es tener confianza. Pero también en ello hay que tener cierto cuidado, ya que todos los extremos son malos.

 

Una mujer “interesante” :

Esto no quiere decir que te conviertas en una enciclopedia ambulante o en una intelectual, sino que hagas lo que te gusta hacer, algo diferente, un hobbie que te apasione, pero que sea algo que salga de lo común y de lo trivial.

Una mujer independiente:

Y claro, que a la vez los necesite. Pudiera parecernos contradictorio, pero no lo es, todo depende del matiz. Una mujer independiente es aquella que puede resolver sus propios problemas, tales como financieros, necesidades básicas, y problemas personales, no aquella que definitivamente no puede hacer nada si él no está, si él no le da dinero, si él no habla por ella. Una mujer dependiente de un hombre se vuelve algo enfadoso y nadie quiere tener a una novia-hija ni ser niñera. Sin embargo, los hombres también quieren sentir que los necesitamos ya que son protectores por naturaleza, así que tampoco les gusta que la mujer sea lo demasiado suficiente en todo (aunque sí lo podamos). Y es ahí donde viene la inteligencia de la mujer, que podemos hacerlos sentir como que los necesitamos en las “tareas de hombres” como cambiarnos una llanta del auto o un foco de la casa. Es ahí cuando la pobre princesa indefensa es rescatada por el príncipe valiente y él se siente el héroe. A los hombres les gusta saber que los necesitamos, pero no para todo; les gusta ser los héroes que nos rescaten de un “problema” que realmente no podamos resolver y es ahí donde nosotras les tenemos que dar su lugar de hombres. Por el contrario, una mujer que hace todo, todo, todo y que no necesita para nada a un hombre (y a parte presume de ello) no será una compañera con la que él se quiera quedar.

Una mujer que guste del sexo y que sepa disfrutarlo:

Esto es algo que ellos toman muchísimo en cuenta. Un hombre nunca va estar con una mujer que sea un hielo en la cama o que se preocupe demasiado por complacerlo. Al hombre le gusta ser el rey y complacerte, pero tú como toda una reina, disfrútalo, usa tus técnicas, tu imaginación y sedúcelo, y también de vez en cuando toma la iniciativa.

4

 

Una mujer que sea su amiga:

Existen quienes piensan que un hombre nunca será amigo de una mujer y viceversa. Yo no creo eso, pero sí creo que en una relación el hombre busque que su pareja también sea su amiga, y ¿qué hace una amiga? Lo escucha, lo entiende, le presta atención, lo anima y lo apoya. Al final de cuentas, esto es lo que hace una compañera de la vida. No necesariamente tienen que tener el mismo pensamiento, pero si la mujer apoya al hombre en sus proyectos y se interesa por él y por lo que hace, él se sentirá importante y que le tienes atención, entonces él siempre querrá estar con alguien así.

 

Una mujer que que lo ame y lo deje ser como es:

Una mujer que los ame tal cual son, con sus defectos y virtudes, y que no pretenda cambiarlos en cada cosa que hacen. Así es como debería ser el amor en verdad. Con esto quiero decir, que acepte sus defectos y alabe sus virtudes, que quiera conocer de su vida, pero que no lo hostigue, que respete su espacio y a sus amigos. Muchas veces los hombres no acercan a su mujer a su grupo de amigos o familia, porque ella no le gusta convivir con ellos o porque los critica. La familia y los amigos son parte de su círculo y simplemente si a nosotros nos sucediera no nos gustaría que nos trataran así. Esto no quiere decir que tienes que ser la mejor amiga de sus amigos o tratar de agradar a todo mundo, pero si vas a estar en un lugar es mejor estar bien, y si no, pues no lo estés, pero tampoco alejarlo de sus círculos sociales que él ya tenía antes de ti, porque es lo que más odian los amigos y la familia y desgraciadamente lo orilla a tomar una decisión que no necesariamente será quedarse contigo.

Una mujer que se preocupa por su arreglo personal:

Si creen que porque digo que a un hombre no le interesa si tienes medidas de modelo, no le importa si estás peinada o no, no es verdad. Los hombres SÍ se fijan en el arreglo personal. Todos (aunque lo finjan y no lo digan). Tampoco se trata de caer en el exceso. Una mujer con demasiado maquillaje a todas horas no es atractiva para un hombre. A ellos les gusta lo “natural”. Es verdad, pero con “natural” tampoco es “cero maquillaje”, sino arreglada pero sin exagerar. A un hombre le gusta que la mujer sea femenina, eso que nos hace ser diferentes a ellos, los detalles de oler agradable, de tener las uñas cuidadas, el cabello, etc., son pequeñas cosas que a un hombre también le agradan en una mujer.

5

En definitiva, sería imposible encontrar a una mujer con todas estás cualidades, pero lo que si es posible es esforzarnos cada día por dar lo mejor, y lo más importante, ser mejores para nosotras mismas. Porque como dije al principio, en el amor no hay formulas secretas ni mágicas y cuando se ama de verdad, hay aceptación de todas las virtudes y defectos de nuestras parejas.

 

“Sólo no olvides que las mujeres versátiles, retadoras, interesantes, sinceras, autenticas, divertida e inteligentes son las mujeres que los hacen quedarse en casa, que los hacen olvidar otras opciones”.

 

 

 

Publicado por Karla Galleta



     Compartir         Compartir