Que aguarde la noche con su centenar de secretos, con esos destellos de Luna que dan luz a parejas enamoradas, que crean el ambiente perfecto para el romance, para una plática a media luz, que aguarde la noche con sus sombrías calles alejadas del bullicio de la gente, en donde el viento sopla a favor o en contra deshojando algunos árboles.

Que aguarde la noche que cobija mis desvelos, ante la falta de un buenas noches o un te quiero, que aguarde la noche que ha visto la mejor de mis sonrisas y el más provocativo suspiro en contraste con la peor de las agonías y lágrimas que no cesan, que aguarde la noche por ti, por mi, por un sueño alejado de la realidad, de la imposibilidad y la mala fortuna, que aguarde la noche para darme una esperanza de que mañana habrá un futuro prometedor, que aguarde la noche en calma para llevarse mi último aliento por lo que pensó que ahora si podría ser y no es, por aquello impalpable y sublime que es el amor, que aguarde la noche en la distancia.

tumblr_lvrex0r0RX1qfwsyco1_500

En el olvido, en el recuerdo, que aguarde la noche porque no se sabe si es la última que se pueda vivir, que pueda inspirar, que pueda sorprender o guiar, que aguarde la noche para demostrarnos que aún hay algo sublime, inmenso, tan lleno de paz y la vez de incertidumbre, que aguarde la noche por todos aquellos sumidos en la nostalgia y que la soledad es la que nos lleva de la mano por caminos inciertos, que aguarde la noche como una promesa de que no sólo seremos recuerdos sino bellos momentos de amor y sinceridad, que aguarde la noche como aguardo yo pacientemente por una mirada dulce.

Un abrazo cálido y un beso lleno de amor.

Por: Yuriana Ronzon



     Compartir         Compartir