Por mucho tiempo has querido decir algo, no sé que es, pero sé que algo quiere salir dentro de ti. Cuando esta a punto de salir vuelves a tragarlo sin dejar que yo pueda darme cuanta por fin lo que quieres decirme. Siempre que veo tú rostro sé que hay algo escondido detrás de esa expresión de cansancio, detrás de cada mueca que haces al verme. Ya no sonríes, ya no está esa luz en tus ojos cada vez que nos encontramos, cada vez que estoy apunto de acercar mis labios a los tuyos, me acerco y tú simplemente te alejas sin decir nada de nuevo, ya no puedo con esta angustia, con esta duda que al parecer sé que camino toma pero sin saber su significado.

Mueves los labios lo sé pero no puedo comprender lo que tratas de decirme, solo tú expresión es la que me ha llevado a saber que hay algo mal entre nosotros, algo que se está terminando, algo que quiere dividirnos, clavarnos y traspasar el corazón. Sé que estás apunto de irte, apunto de tirar la toalla antes de poder hacer lago. La costumbre te ha envuelto, las ganas de estar con alguien más te esta arrebatando de mí, te lleva y tú ya te diste cuenta pero no has encontrado aún la manera de decirlo porque sientes esa pena dentro de ti, es como una pequeña molestia porque no sabes lo que pasará, porque no quieres lastimar sin darte cuenta que ya lo estas haciendo y que lo único que estas logrando con el silencio es hacer más largo la duración del dolor que se penetra en mí cada vez que mueves esos labios que no dicen nada.

No quiero intentar cambiar de opinión y muchas veces he intentado ponerle un fin a toda esa hipocresía, he tratado de decirte que está bien, que lo digas y que por fin me dejes encontrar el significado de tus palabras vacías. No he tenido el valor de tomarte con fuerza y sacar lo que hay dentro de ti, no he tenido las agallas de hacer que vomites el sonido de tu voz para poder así escuchar fuerte y claro esas palabras que sé que me lastimarán, que sé que te arrancaran y te llevaran lejos de ti, esas palabras que tienen el poder de decirme lo que has sentido desde hace tiempo y que al igual que yo has sido un cobarde en no decirlas. Los dos hemos tenido miedo, tú tienes miedo de lastimarme y tal vez equivocarte, y yo, he tenido miedo de perderte, de ya no tenerte cerca de mí.

Tranquilo, comienza, expresa lo que has querido decir, mi oído esta atento y mi corazón al parecer se encuentra preparado, esperando el golpe, así que di esas palabras que son tan fuertes que a los dos nos están destruyendo a su manera, que a los dos nos están torturando de diferente manera pero al final de cuentas el dolor tiene el mismo significado en los dos. Quiero escuchar YA NO TE AMO…



     Compartir         Compartir