No importa los sentimientos que haya en tu corazón hacía mí, no importan porque yo seguiré sonriendo de la misma manera en la que lo he hecho hasta ahora. Mi sonrisa no depende ti. Mi felicidad no depende de lo que haya dentro de ti. Yo seguiré siendo feliz no estando a tu lado porque no me hace falta tu amor, no hace falta que me ames para que yo siga sonriendo y siendo tan feliz como lo he sido hasta el día de hoy.

No diré que no sentí dolor el día en que decidiste alejarte de mi lado, pero tampoco te negaré que a pesar de las dificultades decidí por mí, decidí seguir siendo feliz y olvidarme de todos esos amargos momentos que pasé cuando me enteré que ya no estarías más a mi lado.

Mi sonrisa no está sujeta a tu corazón y nunca dependerá de tus sentimientos el que yo pueda seguir adelante sin ti, sin tus besos, sin tus caricias, sin las palabras de amor que un día me diste y que en algunas ocaciones eran tan secas, tan hipócritas que calaban al ser escuchadas. Mi sonrisa no dependerá de ti porque tú no puedes hacer nada para que yo deje de vivir, porque el que tu te hayas ido no significa nada.

Seguiré mi vida y em olvidaré de ti de la misma manera en la que tú lo has hecho. Seguiré con mi vida pretendiendo que tú jamás estuviste en ella y que nunca robaste mi tiempo para tirarlo junto con mis sentimientos. Seguiré con mi vida porque es mi deber, porque decidí tomarme como esa prioridad que nunca tomé, porque decidí que importo más yo que una relación dónde se suponía había amor.

Todos deberíamos comprender que las personas llegan y se van, que no todas son eternas sino que solo llegan de visita y en cualquier momento pueden decidir cambiar de camino. Que las decisiones de los demás no dependen de nosotros, sino que cada uno sabe lo que quiere y cada uno recibe lo que cosecha durante su caminar. Todos deberíamos darnos cuenta que no somos todos afortunados en encontrar a esa persona que llegue amarte de la misma manera como tú lo haces, que no todos tenemos la suerte de toparnos con el amor y conocerlo. Todos deberíamos entender que no debemos depender de nadie, sino que el primer nombre que debe estar en la lista de nuestro corazón como nosotros mismos, seguidos de esas personas que muestran su amistad y amor sincero día con día, que las personas se ganan su lugar en nuestro corazón con hecho y no solo con palabras vacías que llenan el corazón de aire y sin ningún tipo de significado.

Los recuerdos permanecerán por siempre a mi lado, mi sonrisa seguirá en mi rostro a pesar de las dificultades y del dolor que dejaste en mí. Mi sonrisa seguirá siendo la misma y mi felicidad no deberá agotarse porque sigo teniendo fuerzas para disfrutar el mundo sin ti y siempre será así.



     Compartir         Compartir