Una de tus mejores amigas se está por casar y la otra planea embarazarse este año. Y tú, sigues soltera, ¿pero sabes que puede ser una de las mejores cosas que te esté pasando?

Recuerdo en mis años de soltería ver la cara de decepción y de preocupación de la gente cuando me preguntaban si tenía novio o esposo y yo decía que no. Nunca entendí por qué se preocupaban. La soltería, el hecho de estar soltera y sin “buscar” un novio, me permitió hacer cosas maravillosas que probablemente no hubiera hecho si hubiera estado en pareja.

La soltería no tiene que incomodar a nadie. Al contrario, te aseguro que hay muchas mujeres en pareja que envidian (sana y secretamente) tu estado civil. Y aquí te cuento por qué estar soltera puede ser lo mejor que te esté pasando en este momento:

Empieza el verano: Te guste o no el calor, convengamos que el verano es la estación más propensa para las aventuras, y no solo las amorosas. Es tiempo para irte de viaje, conocer nuevos lugares, probar nuevas comidas, visitar amigos y a la familia. Y qué mejor que hacerlo a tu tiempo, ritmo y gusto. Estando soltera puedes escoger el destino que tú quieras, viajar como a ti te guste y pasarla como prefieras.

No pierdes tiempo: Si tuviste una pareja o amigos con parejas, sabrás que estar en una relación requiere trabajo y paciencia. Ah, y sacrificios. Y aun así muchas veces la relación fracasa y sientes que has perdido tiempo sin aprender nada o experimentar nada bueno. La soltería te da la posibilidad de manejar tu tiempo y energía para cosas que realmente te gustan y te pueden ayudar a transformar tu vida en forma positiva.

2

Te pones más fuerte: A veces es difícil ir al gimnasio o salir a correr si tu pareja está sentada en el sofá y te invita a una cerveza. O si tienes una discusión con tu novio, pocas ganas te dan de ir a la clase de pilates. La soltería es la etapa perfecta para cuidarte y ponerte fuerte, no solo física, sino también emocionalmente.

Estás menos ansiosa: Muchas mujeres se ponen ansiosas y estresadas porque sus parejas no les contestan los mensajes de texto o porque no responden sus llamadas. Ni hablar de las noches sin dormir porque los novios no llegan a la casa ¡Qué flojera! Mejor no tener que estar preocupándose por problemas de comunicación que aun hoy, con tanta tecnología, siguen arruinándoles el día a muchos.

Sigues teniendo amigas: La llegada de los hijos, o el matrimonio mismo, cambia la relación de una mujer con sus amigas. Lamentablemente, la frecuencia de visitas es cada vez más lejana y esas amigas que eran de todos los días ahora se ven cada seis meses. Si estás soltera, seguro no te faltarán invitaciones para salir, pasear, ir a cenar, al cine o donde quieras. Y tus amigas estarán siempre felices de verte.

Te desafías a ti misma: ¿Quién necesita un novio para pintar la casa? Cuando estás soltera te das cuenta de cuántas cosas eres capaz de hacer sin ayuda de un hombre o pareja. No me digas que esa sensación de “logro” no te hace sentir bien. Es fantástica.

Puedes hacer lo que se te dé la gana: ¿La falda es muy corta? No importa. ¿Te quieres cambiar el color de cabello? Adelante. La soltería es la etapa perfecta para experimentar, probar, cambiar, ir y venir. Para vivir a pleno, sin esperar que un hombre venga por ti, te apruebe tu look o te “lleve a la luna”.

Te aseguro que cuanto más disfrutes de tu soltería, más atractiva te verán ellos y mejor te sentirás contigo misma.

Escrito por Lula Mor



     Compartir         Compartir