Una decepción amorosa y nuevamente te sientes a morir. Nuevamente pierdes tus ganas de creer en el amor, han sido muchas las veces que pasas por la misma situación una y otra vez las cosas empeoran. El amor parece que ya no es para ti, tener una relación seria o por lo menos duradera ya no es una opción; requiere de ciertas actitudes con las cuales tú ya no cuentas.

Aparentemente no hay una forma especifica para remediar los errores que uno constantemente comete, muchas veces repetimos los errores una y otra vez nos encontramos haciendo las mismas cosas, buscando al mismo tipo de hombres y cuando por fin las cosas salen mal nos culpamos por lo sucedido, después de todo fuimos nosotras las que los dejamos entrar en nuestras vidas.

Cuando buscamos un remedio para calmar el dolor que causa caer en el mismo bache, nos damos cuenta que el primer paso es el perdón, pero no para perdonar a los demás, no para perdonar a quien nos ha hecho daño. Perdonar a quien nos lastima también ayuda mucho, es un paso importante en el momento de la superación.

El perdón individual nos deja sentirnos libres, nos deja ver que tenemos ciertas debilidades, que no siempre podemos ser tan fuertes como nos creemos o como pensamos que somos. Para dejar de ser solamente unas mártires en el momento de amar, es necesario conocer nuestros defectos y nuestras fortalezas.

08858bcfa3184bba92b574a482492b14

Nunca es fácil perdonar, pero para un buen comienzo, para dejar de equivocarse siempre de la misma forma, para ser mejores personas; siempre va a ser muy importante comenzar por el persona y nada más importante que el perdón individual. Parte de renovar el alma y darles un consuelo a nuestro corazón y mente; comienza por perdonar cada una de tus equivocaciones.



     Compartir         Compartir