Nunca he querido establecer algún tipo de relación con una persona que no es capaz de ser sincera con una persona que dice tener cariño. Creo que no fui hecha para soportar el engaño y la hipocresía de las personas en ningún tipo de aspecto, de hecho, creo que puedo afirmar con toda certeza que incluso no tolero a ese tipo de personas. No tolero estar a lado de una persona que engaña y a la que no le importa lastimar a las personas de su alrededor con tal de seguir en su mentira, en una mentira que sin importar la razón, sin importar ningún tipo de justificación sigue siendo una mentira. Con todo esto al punto que quiero llegar es a decirte que mucho menos toleraré una relación con una persona que es todo lo que yo nunca toleraría.

Fueron muchas las veces en las que pudiste engañarme y hacerme pensar que todo estaba bien; me hiciste pensar por mucho tiempo que eras diferente a lo que ahora sé que realmente eres. En un principio cuando descubrí que no eras más que una mascara no podía creerlo, no podía creer que estuve tan cerca de lo despreciable y no podía darme cuenta. Jugaste bien y supiste como engañarme, como esconderte y mostrar algo que no eras tratando de enamorarme para que yo nunca me diera cuenta, pero al final toda la verdad sale a la luz, y no importa el tiempo que pretendas ocultarla; la verdad sale por sí sola.

Ahora puedo ver las cosas de diferente manera, ahora puedo verme y justificar mis errores; justificar el porqué no pude dame cuenta de quien verdaderamente eras y justificar el que me haya enamorado de una persona como tú. Una persona que mientras estuvo a mi lado me hizo sentir una de las mujeres más felices del mundo; una persona que me hizo pensar que era afortunada por tener a alguien como tú a su lado, pero cuando me di cuenta que todo era una farsa ya no había marcha atrás, ya no podía regresar el tiempo y lo mejor era seguir adelante intentando recomponer el futuro sin poder modificar el pasado.

Por fin lo estoy logrando. Por fin te estoy sacando de mi mente y he logrado descifrarte para nunca más creerte, para nunca más poder estar a tu lado pensando que eres alguien  que estará a mi lado por siempre. Sé que prefiero la verdad dolorosa que la crueldad de una mentira que se convierte en burla, porque eso es para mí la mentira, una burla disfrazada pero al fin de cuentas una burla y la verdad… yo no estoy para que se burlen de mí.

Me despido agradeciéndote tus errores, así es, esos errores por los cuales me pude dar cuenta de quien eras en realidad. Los errores fueron quienes me guiaron a lo profundo de tu corazón y me quitaron por fin la venda de mis ojos. Gracias a cada uno de tus errores es que pude deshacerme de ti.



     Compartir         Compartir