Cada día me convenzo más, de que el destino se divierte pintándonos chistes en el camino a la felicidad, y tú, fuiste de esos chistes simplones que se graban para siempre, esos que da gusto recordar, pero que nunca vuelves a contar.

kiss

Te conocí de una manera my normal, sentado, bajo la sombra de un viejo árbol, garabateando no se qué cosas, el viento chocaba contigo y no te dejaba hacer lo que sea que estuvieras dibujando peor no lo dejaste de hacer, aun graciosamente despeinado y molesto, seguías en lo tuyo, entonces, me miraste, y de manera instantánea te me metiste hasta el tuétano de los huesos, me resultaste todo un galán, te acercaste a mí y comenzamos a conocernos.

Enamorarme de ti no fue difícil, pues eras un verdadero caballero de armadura plateada sacado de cualquier cuento, de inmediato mi pasión y entregarme a ti, eras mi mayor felicidad, y ver tu sonrisa me derretía por completo, para eso comencé a vivir, para verte sonreír.

Pero todo cuento tiene una página en donde dice FIN, tu armadura que me protegía, se convirtió en las garras que me lastimaban, te volviste celoso, posesivo, me hiciste insegura, me obligaste a entregarte todo el amor que tengo dentro, fue tanto, que olvidé como amarme a mí misma.

Toda mi atención era para ti, si respiraba era porque tú me dabas permiso, deje de ser una persona completa por mí misma, y solo me convertí en una extensión de tu cuerpo.

love

Sabes que no te guardo rencor, simplemente no podría, pues gran parte de la  culpa fue mía, por pensar que sin ti no podría y regresar cada vez que me dejabas, no podía comprender que no se puede obligar a nadie a sentir amor.

Ayer volviste, me dijeron que viniste a buscarme, pues hace una semana peleamos y esta vez no salí corriendo a tus brazos a pedirte perdón, ahora que ya me sentiste perdida, vienes “arrepentido” a buscarme, me dijiste que no volverá a pasar, me bajaste el cielo y las estrellas, y reuniste el universo entero y me lo pusiste en las manos, y sabes… ya no te creo.

Ya no creo en tu amor, ahora sé que es de papel, se que alimenté tu ego por quererte tanto, mi dignidad se fue de vacaciones mientras caminaba de la mano de un robot, pero sabes, ya volvió, ahora me amo mas a mí de lo que llegué a amarte a ti.

letitgo

Eres de las personas que no se olvidan, ni quiero hacerlo, te amé demasiado y ahora, aunque no quiero volver a verte, eres solo un bonito recuerdo… pero me preguntaste el ¿por que te deje ir?… sí voy a contestarte…

Te dejé ir… PORQUE QUISE RECUPERARME A MÍ….



     Compartir         Compartir