Mujer, fuiste herida porque te dejaste ver débil, porque te dejaste creer todo lo que él dijo poder hacer y porque no hiciste nada cuando te diste cuenta que las cosas no iban por el camino que debían ir.

Mujer, fuiste lastimada con un un animal cazado, pero ya no veas mayor problema en eso, al final de todo, te habrás llevado lo mejor de ti y no sólo eso, también te llevaras lo mejor de él. No esta de más llorar…

Llora a gritos, con lágrimas que no cesan, date el lujo de gritar y berrear cuando sea necesario, porque eres tú la que has soportado. Sólo tú sabes cuan grande es el dolor que guardaste en tu pecho, sólo tú sabes como fue el tiempo en el que él te lastimó.

Pero cuando sea necesario date un tiempo para poder sanarte, pero cuando sea el momento exacto toma un pequeño momento para volverte un tanto más fuerte, permite que se abra el cielo y te deje ver el reflejo de un rostro nuevo, en el que las lágrimas ya no tienen surcos, un rostro nuevo; tu rostro.

Mujer, date la oportunidad de aprender de cada herida que te han hecho, no importa las veces que se repitan, a veces hace falta más de una vez, para que podamos aprender la verdadera lección y no importa que hayas sido vulnerable, siempre podrás aprender a ser fuerte.

lkñuppopu_thumb1

Fuiste presa de un engaño, de una conveniencia, pero eres más de lo que crees y dejarte caer, no es la opción que los demás esperan de ti, independiente a eso, dejarte caer no es ni lo que tú esperas de ti, pues te sabes capaz de más. Te sabes capaz de sobrevivir a cualquier golpe, por más profundo que éste sea.

Mujer, eres inteligente, sabes a amar sin restricciones, eres hermosa, sabes ser desprendida y conoces los valores que te hacen una persona casi perfecta. Eres fuerte y conoces tus capacidades, entonces, levanta la cara, limpia las lágrimas y deja ver esa bella cara. Levántate y sigue el camino que prefieras, siempre y cuando te haga feliz.



     Compartir         Compartir