Tu pasado no te dejó amarme, pero eso me enseñó a ser feliz hoy.

Voy a escribirte una carta, una de las tantas que te he escrito, pero esta será diferente. Ya que tú no me quisiste conocer de verdad, más allá de las respuestas en los mensajes de texto a altas horas de la noche, o de las conversaciones en tu cama debajo de las sábanas; ya que no quisiste ver más, te voy a describir quién soy y lo que tú no decidiste ver.

Vas a perderte mi sonrisa cada mañana cuando despiertes, y te pongas tu traje para ir a trabajar.

Vas a perderte los pequeños mensajes en tu teléfono celular esperándote para cenar.

No conocerás a la mujer que más te ama, que muere por estar contigo en todos los días importantes de tu vida.

Te hubiese acompañado en tus pasatiempos y hubiese estado contigo en tus victorias. También hubiese besado esa rara cicatriz tuya, pero tú no quisiste conocerme. No quisiste indagar en mí, estabas tan preocupado con tu miedo y permitiste que eso te venciera.Pero yo lograré seguir, y cuando el tiempo sea el correcto, llegará ese alguien que quiera reír conmigo, ese alguien que me llene de detalles, que me haga sentir especial, que conozca cada parte de mí, y que haga todo lo que tú no alcanzaste a hacer.

¡Hubiese querido que tú fueras ese hombre! ¡Tantas cosas que teníamos por compartir!

2

Pero te agradezco. Hoy soy más cuidadosa: no le abro mi corazón a cualquiera. Te agradezco porque ahora sé que debo ser yo misma, sin importar nada, porque no debo cambiar para atrapar a un hombre; solo debo sonreír. Aunque tú no vayas a ser ese hombre, amarte es lo mejor que me ha pasado, porque al amarte a ti, también me enamore de mí, y de la mujer que soy.

Sin ti, hoy no estaría dispuesta a salir adelante, a cumplir todas las metas que están por venir. Porqueamarte no fue una obsesión, fue un impulso. Amar a alguien como tú fue salir de mi zona de seguridad.

Tú me perdiste a mí y a la vida conmigo, pero yo no perderé nada, porque todo lo que soy y lo que tengo seguirá conmigo, hasta que venga alguien que merezca abrir las puertas, hacer el vuelo y ser felices juntos. Anda, espero que seas feliz y espero que borres los fantasmas del pasado que tanto te acechan, y consigas lo que aún no sabes que tanto quieres para sonreír.

 

Colaboración por: Jimena Martínez

Escritora por afición y amante de los libros. La escritura eleva mis sentidos, me lleva hasta el éxtasis literario y me hace disfrutar cada momento. Confío más en las letras que en la propia gente.



     Compartir         Compartir