¿Por qué una segunda oportunidad? porque pensamos que una segunda oportunidad siempre es mala, porque no nos damos cuenta que a veces la necesitamos para poder estar bien. Hoy me di cuenta cuando supe que estaba perdiendo al amor de mi vida, a la persona que más me hacía feliz y que no podía vivir sin ella.

Me di cuenta cuando ya no paraba de llorar ni de pensar en el cada momento, cuando volteaba a ver su chat y él siempre estaba ahí, sin embargo nunca le hablaba, me di cuenta que ya era muy tarde cuando sentí que ya todo estaba perdido y que yo ya no le importaba o por lo menos yo lo sentía así. Me dolió tener que ver de nuevo a la persona que más amaba y al mismo tiempo que más me había hecho daño, lo único que sabía era que lo amaba como el primer día.

Siempre antes de pensar en tomar cartas en el asunto, debemos de pensar primero que es lo que queremos y que es lo que esperamos, no debemos de tomar una decisión espontanea ni precipitada, porque si amamos a esa persona jamás la vamos a olvidar, si la dejamos ir.

Nunca dejes ir a alguien a quien de verdad le importas y que dio todo por ti, porque no lo merece pero tú tampoco lo mereces, no permitas que te haga sufrir ni lo hagas sufrir porque entonces no se valoran como personas.
No siempre va ser fácil, pero ¿quién dijo que la vida sería fácil? a veces ocupamos de estas enseñanzas en la vida para darnos cuenta que es lo que en verdad queremos y hacia donde nos dirigimos, cuando tengamos estas metas en la mente, entonces vamos a saber lo que en verdad queremos.

Si la amas en verdad cuídala, protégela, amala, consiéntela, hazle sentir que es la única en tu vida  y nunca la dejarás ir, porque no sabrás cuando volverás a encontrar a esa persona que te hará feliz el resto de tu vida; y entonces te darás cuenta de que una segunda oportunidad siempre valdrá la pena.

 

por Lluvia Sanchez



     Compartir         Compartir