Estoy cansada de esta historia, de que regreses cada vez que yo estoy a punto de irme. Parece como si supieras que puedo tomar mi camino sin ti y regresas para arruinarlo todo.

Estoy cansada de ser yo quien pague los platos rotos cada vez que mi corazón esta a punto de olvidarte, dejar el pasado en su lugar y comenzar a caminar en un nuevo camino. Estoy cansada de ser yo la que sale lastimada de esta relación y que tu no recibas ni un solo rasguño cada vez que la historia se vuelve a repetir. Estoy cansada de que regresas y vuelvas a irte, y que en cada una de las despedidas tú seas quien decida terminar con todo soy sea yo quién termine esperando por un tiempo más teniendo la esperanza de que volverás, pero en ese tiempo de soledad tu disfrutas tu tiempo y no lo pierdes porque te sientes dueño de la persona que está esperando por ti, porque tienes la seguridad que al volver seguiré ahí.

Estoy dispuesta a dejar de ser yo quien se quede sentada esperando y preparándose para el el siguiente golpe que vendrá. No es justo dejar que mi corazón siga recibiendo todo el dolor que cada vez empeora cada vez que regresas pidiendo un perdón que no tiene jamás una validez cada vez que vuelves a lastimar. Te has acostumbrado a manipularme, a hacerme daño mientras soy yo quien mantiene tu ego por las nubes, mientras soy yo quien te espera a pesar de todo y de todo el dolor que antes ocasionaste.

No sé por qué regresas cada vez que estoy a punto de olvidarme de toda esta mierda, de todas las heridas que has dejado en mí. Cuando estoy a punto de decidir sacar la bandera blanca como señal de rendición. No tengo miedo ahora de irme y dejarte atrás para que no puedas seguir lastimando me, pero cada vez que vuelves pidiendo perdón convirtiendo tu rostro en una máscara de culpa con lágrimas rotas y artificiales vuelvo a considerar estar a tu lado teniendo la esperanza de que esta vez será diferente, que esta vez cambiarás y valorarás mi tiempo y todo este amor que llevo dentro; el amor más sincero que podrás encontrar.

¿Por qué me escogiste a mí? Por qué fui yo quien espera por ti y por qué fui yo la elegida para ser lastimada las veces que tú quieras. Nadie más se queda esperando, sino que ellas, todas las que siguen antes de que regreses de nuevo a mí solo han sido lastimadas (tal vez) una sola vez, pero yo… yo fui lastimada más de una vez. ¿Por qué me escogiste a mí para sentirte bien y alimentar tu soberbia? No quiero yo seguir participando en esto y aportando para que te sigas convirtiendo en un monstruo que no es capaz de ver más allá de sí mismo. No quiero seguir siendo yo quien siga ayudándote a alimentar tu ego y tomando fuerzas para seguir lastimándome. Estoy dispuesta a retirarme a tiempo antes de que muera de dolor y mi corazón decida cerrar las puertas del amor para siempre.



     Compartir         Compartir