Tal parece que hoy, el amor es como en la cocina “moderna” es lo listo, lo instantáneo, lo que no lleva complicación.

La cuestión es ésta, tienen ya tiempo de conocerse, unos meses juntos, siendo cómplices para algunas cosas de ambos, salen a cenar, a comer, quizá desayunar, los dos tienen claro que gustan mutuamente, pues sus ojos sacan chispas cuando se ven, las personas a su alrededor también lo notan, y entonces llega, la pregunta tenebrosa, “¿Y ustedes que son o qué?… “CHAN… CHAN… CHAAAN”

Y entonces solo sonríes nerviosa y dudosa pues la verdad es que no han tocado el tema entre ustedes…

love

Lo cierto es que no hay un cronograma para las relaciones sentimentales, es decir, no se sabe a ciencia cierta, cuanto tiempo debe pasar para “formalizar” una relación, sin embargo algunos ya se besan, caminan de la mano, planean un día que se convierten en semanas juntos, pero no comparten en sí ninguna definición o título, No son mejores amigos, no son amigos, no son novios, no son amigos con beneficios, por ello cuando la inevitable pregunta llega por algún amigo en común, solo se limitan a decir…. “nos estamos conociendo”, pero hay ocasiones que como dicen… “de ahí no pasan”.

Por alguna extraña razón, por muy feliz y agusto que estés con esa persona, a la que no sabes que eres en su vida y no tienes idea que es para ti, el miedo y las dudas llegan en manada, y eso es lo único que detiene el título en la relación y el dar el paso, “y si no funciona”,  “y si  lo que tenemos se acaba”, “y si quedamos siendo nada por querer ser algo?”, si no lo intentan como sabrás lo que pasará.

Es justo eso lo que hace que muchas parejas que pintan de ser hermosas, no logran serlo, el compromiso los paraliza, los bloquea, pero nada en esta vida está garantizado más lo que día a día va sucediendo. Simplemente haceos explotar la relación antes de empezar, por tanta inseguridad… por eso muchas bellas relaciones simplemente no se dan.

hands

El título de “novio” cierto es que conlleva una responsabilidad…

un COMPROMISO QUE NO SE ATREVEN, NINGUNO DE LOS DOS A TOMAR… seguro es porque ahora, el amor es como en la cocina “moderna” es lo listo, lo instantáneo, lo que no lleva complicación.

 

 



     Compartir         Compartir