Repetidas ocasiones hemos escuchado esa trillada frase que dice que el primer amor nunca se olvida, ¿pero que tanto hay de cierto en esto? Todo. Es verdad, el primer amor siempre estará guardado en la parte más bonita de tu corazón, pero eso no quiere decir que tenga en mermar en tus próximas relaciones, pues es muy raro que tu primer amor se convierta en ese amor para toda la vida.

babykiss

Muchas veces esta frase es usada por muchos para escudarse de su recién fallida relación, sin embargo, no creo sea la manera correcta de usarla, pues es una gran y hermosa experiencia que no vale la pena estropearla con recuerdos  nuevos que solo debiliten la fortaleza que trae consigo, para nuestro interior.

Con la experiencia del primer amor, es cuando descubrimos una serie de hermosas sensaciones, todo es nuevo, todo el día traemos dibujada en el rostro una sonrisa y ni siquiera podemos explicarla, como lo dije todo es nuevo, nuestro interior esta revuelto, y es entonces cuando a ese sentir inexplicable le ponemos forma de innumerables mariposas que nos revolotean por dentro.

Es por eso que el primer amor jamás se olvida, pues nos deja huellas, generalmente agradables, la primera vez que nos tomaron de la mano, el primer abrazo, esa rosa inesperada del chico que te gusta, el primer beso… El primer beso de amor. No todo es lindo, pues llega el momento de la separación, eso también es nuevo, es la primera vez que se rompe el corazón.

love

Este cúmulo de sensaciones será un parte aguas para nuestras siguientes relaciones, pero como dije, también es ahí en donde aprendemos a sufrir, lo ideal es que esta relación no se quede anclada, que la dejemos pasar, no debemos comparar cada relación con la primera, solo déjala alojarse en tu recuerdo, pues eso es lo que es, nada más, siempre tendrás un cariño especial por ese ser que te hizo sentir cosas maravillosas pero jamás será amor.

Recuerda con ternura esa bella sensación del primero amor, pero no dejes que marque el paso de los demás en tu vida.

De todos se aprende, de todos se sufre y también se ama.



     Compartir         Compartir