La parte más difícil de terminar con alguien a quien amas es convencerte de que es necesario hacerlo.

Texto originalmente escrito por Sammy Nickalls para Hello Giggles 

Terminar una relación es terrible. Nunca pensé que me dolería tanto como me dolió, porque cuando terminas con alguien es porque ya no los amas ¿cierto? Bueno, no siempre.

Estaba saliendo con un chico perfecto (lo llamaremos Joe). En realidad no era perfecto, pero estaba muy cercano a serlo. Era amable, dulce, divertido, totalmente encantador. En esencia, era todo lo que podría haber querido de un chico y a todo esto se le sumaban unos pómulos hermosos.

Además, nos llevábamos muy bien. Los primeros años estábamos siempre riendo, abrazándonos, jugando juegos de videos y metidos entre las sábanas. Lo pasábamos increíble. Eso fue al principio. Cuando llegó el momento de graduarse de la universidad en Mayo, habíamos estado juntos dos años y medio. Hasta ese momento, no había nada muy importante que me molestara de su personalidad.

2

Había estado planeando nuestro futuro juntos en mi cabeza. Nos iríamos a Filadelfia juntos, y caminaríamos tomados de la mano mirando los lindos edificios y hablando lo increíble que sería tener uno de esos para nosotros. Suena ridículo, pero no se sentía así en ese tiempo. Supongo que eso es el amor ¿no?

Sin embargo, al salir de la universidad comencé a ver nuestra relación con una luz completamente diferente. Sentía que me costaba mucho más conectarme con él y estar en la misma onda. Comencé a sentirme cansada y a comportarme de forma cínica. Seguía pensando que era sólo una fase, algo que pasaba después de graduarse.

Hasta que un día lo comprendí: No era una fase. Éramos diferentes. Siempre habíamos sido diferentes. Repentinamente, me parecía imposible que pudiésemos conectar de forma genuina en el mundo real.

3

Nunca había estado en un escenario como este antes. Mi primera relación había terminado de forma explosiva. En esa ocasión no había ningún abismo, sólo una explosión. Había sido una relación miserable, era obvio que teníamos que terminar. Pero esto era diferente. Seguía amando a Joe. Me preocupaba por él y era uno de mis mejores amigos. Pero sabía que, en términos románticos, ya no podíamos seguir juntos.

Sentía y pensaba muchas cosas que no parecían tener sentido.

Eso se debe a que la parte más difícil de terminar con alguien a quien amas es convencerte de que es necesario hacerlo. Sabes que la decisión es para mejor, pero no significa que será fácil.

Sientes una soledad intensa porque estás perdiendo a una de tus personas más cercanas, la persona a la que le envías un mensaje de buenos días y buenas noches todos los días. Te sientes angustiado, porque sigues acordándote de esa persona todo el día, con canciones de la radio o cuando vez una banca donde almorzaron juntos un día o cuando encuentras algo que te regaló hace tiempo.

En medio de todo esto, sigues sintiendo una gran urgencia por enviarles un mensaje de texto para contarles todo esto. Esta persona era quien siempre secaba tus lágrimas. Es como revivir el proceso de quiebre una y otra vez.

4

Todo esto es muy doloroso y llega al punto al que, además de todo lo que sientes, comienzas a dudar.¿Cómo puede ser que la decisión correcta te haga querer estar todo el día acostada con la cabeza bajo las almohadas?

Me demoré pero luego comprendí que es completamente normal. A veces la decisión correcta es la más difícil de tomar. No podía ‘reparar’ mis sentimientos.Todo lo que podía hacer era dejar que mis emociones pasaran por mi y que comenzara el proceso de sanación.

Y así fue: día a día, comencé a sentirme mejor. Gracias a New Girl en Netflix (15 episodios en una noche) y también a mis amigos y a escribir. Comencé a sentirme normal otra vez.

Escucha. Sé que todos dicen que no es bueno tomar medidas drásticas luego de un quiebre, pero estoy en desacuerdo. Me teñí el cabello púrpura luego del quiebre y me sentía poderosa gracias a ello. Comencé a hacer cosas nuevas pero sola.  Me recordó que alejarse de lo que nos es familiar puede ser aterrador, pero internarse en lo desconocido puede ser muy emocionante.

5

Terminar con alguien que amas es difícil. Da mucho miedo. Pero es necesario para poder comenzar un período más feliz en tu vida. Eres fabulosa y lo serás aun más cuando salgas de esto siendo más fuerte que antes.

Recuerda: Cuando te rompen el corazón es fácil sentir que eres la única persona que ha pasado por algo como esto, pero la verdad es que no estás sola.

 Visto en Hello Giggles  & todas las imágenes de We Heart It



     Compartir         Compartir