Por extraño que parezca, el vivir y haber crecido con una hermana, hace que los hombres se den cuenta perfectamente que es lo que las mujeres quieren.

Toda la infancia y sobre todo en la pubertad los hombres suelen darse de topes por tener una delicada princesa como su hermana, pues prefieren un varón con quien jugar luchitas y hablar de coches todo el día, sin embargo, con el paso del tiempo, se dan cuenta que de no ser por ella, seguro en la casi madurez masculina y cuando estén listos para formar su propia familia, la pasarían mucho peor.

bebos

¿No me crees? Mira la lista que hemos hecho para ti, seguro te darás cuenta que tener una hermana, te preparó para una exitosa vida amorosa con ellas.

1.- Siempre dormías tú en el sillón.

Y eso en que te benefició, te preguntarás, pues siempre despertabas chueco y con dolor de espalda, al tener la casa llena con visitas, tu hermanita no podía dormir en el sofá y tú sí, pues eso solo te preparó para que no sufrieras tanto cuando ya adulto, tú esposa te mande a dormir a la sala, total, gracias a tu hermana ya estabas acostumbrado.

2.- Eres más caballeroso.

Con una hermana, seguro aprendiste muy bien a decir, “las chicas primero” pues le dejabas subir primero al columpio, y comer primero el postre. Mientras crecías con ella, te acostumbraste a hacerlo y ahora eres de los pocos que conservan el valor de la Caballerosidad.

3- Las compras no son un problema.

compras

Todas esas veces que tuviste que acompañar a mamá al centro comercial y esperar a que tu hermana se decidiera por cual llevar, solo forjaron tu carácter para que ahora no sea problema el acompañar a tu novia de compras, y seguramente a ella le encanta.

Además que todas la veces que tu hermana te ayudó a elegir un buen regalo para navidad, te enseñaron a hacerlo ya por ti mismo, sabes exactamente que comprar para cada quien.

 

4.- Mágicamente sabes entretenerte con pelis para chicas.

brother

Cuantas veces te quedaste a cargo y para mantener tranquila a tu hermana veías y veías la misma caricatura rosita, o retomando el punto 2 la dejabas elegir la peli de domingo y fue tanta tu paciencia que lograste agarrarle el gusto a las cursilerías de Hollywood además que ya sabes lo que le pasará a la protagonista cuando vayas al cine con tu novia, podrás entender la trama y ante tu dama serás el perfecto hombre sensible que todas quieren.

5.- Comprendes las mieles del silencio.

El vivir tantos años con una mujer, que siempre se empeñó por ganar la discusión ante la cara de tus papás, y de escuchar sus crisis existenciales, te enseñaron , casi sin margen de error, que es muy importante aprender a cerrar la boca y morderte la lengua, de lo contrario desembocaras la guerra de Troya en tu relación. Calladito te besan más bonito.

6.- sabes proteger lo que de verdad te importa.

cole

Por más riñas que tuvieras con tu hermana, te diste cuenta cuando entró al colegio que debes defenderla de todos los patanes que se acercan a hacerle daño. Pues eres hombre y sabes cuándo se quiere en serio y cuando no, y a pesar de lo que hiciste para evitarle una mala experiencia, terca acepto a uno de los que la miraban, pero ahí estabas tú , de cerquita cuidando la relación y el corazón de tu hermana, y eso solo te enseñó a no lastimar, no mentir, y aprendiste a proteger lo que amas.

Seis razones de  porque vivir con una hermana te hace un hombre mejor y mas irresistible ante las señoritas.



     Compartir         Compartir