Ahora sé que es verdad que cae más rápido un hablador que un cojo. Yo que decía que nunca sería como aquellas chicas que buscan la felicidad en alguien más, que esperan vivir una vida de cuento, encontrar a su hombre perfecto y en algún momento, lograr el hogar ideal; una linda casa, un par de hijos  y la mascota fiel.

Cuando me enamore de ti, perdí un poco el juicio, comencé a creer en los cuentos de hadas y en el  amor perfecto. Me deje llevar por la emoción de tus besos y del momento, pero un día sin colchón , ni red de protección, caí de la cuerda floja que fue tu amor.

pensando en ti

Y es que por negarme a  romper mis inocentes ilusiones, me auto engañe, por miedo a la soledad, a las manías y desdichas me acople, deje que causaras un caos en mi vida, me aferre a ti al pensar que no tenía otra salida.

Cundo abrí los ojos, mi idea de cuento de príncipes y princesas se había esfumado; tú no eras un príncipe, ni el amor esperado, eras por el contrario el sapo que le gusta ser sapo de pantano.

  

 

Cuando vi la realidad, descubrí que en ti no había ni siquiera un poquito de amor, que eras opuesto a mí, que tu falta de interés, estaba agotando mi amor propio. Comencé a sentirme sola e insegura, me olvide de mis deseos por dedicar mi tiempo a ti, me olvide de las sonrisas reales y las carcajadas impulsivas, creo que en pocas palabras me olvide de ser feliz.

Caí en la trampa, porque incluso con todas tus fallas, siempre me hiciste creer que era yo la que se equivocaba, siempre a tus ojos era  yo la culpable de todo, pero  lo peor del caso es que me creí la mentira, llegue a creer que era yo la única culpable de este de este desastroso amor.

adios

Hice cosas de las que no me enorgullezco, por ejemplo perder mi esencia y  dejar escapar mis sueños, por pensar en ti.  Ahora entiendo que es tan corto el tiempo, que no puedo seguir perdiéndolo en quien no se interesa por mí.

Es así, sé que para esto no hay  pretexto, que me equivoque al apostar todo por ti, qué me salió muy caro el intento,pues…

Por entregarte mi amor completo, casi me olvido de mí.



     Compartir         Compartir