No puedo dormir, sigues ahí en esta mente que no puede controlarse. No puedo seguir pensando en ti, seguir imaginándonos tan cerca, tan unidos. Quisiera lograr atraer tu atención, quisiera que todo fuera diferente, que fueras tú quién sintiera lo que estoy sintiendo yo en estos momentos. No me gusta, lo odio. Odio ese sentimiento que carcome tu cordura, que carcome tus sentidos.

Pero estas enamorado de alguien más, lo sé, lo supe desde el momento en que pude darme cuenta como la veías, como tu rostro cambiaba cuando ella estaba cerca. Mi corazón sufre. Pude darme cuenta que esto es imposible, que no hay oportunidad porque ella esta dentro de tú cabeza, es ella quien puede disfrutar de momentos a tu lado, es ella quién tiene el poder ahora, yo soy la que pierde en esta historia. Duele, duele pensar en todo el tiempo que pasas a su lado, duele pensar en los beneficios que tiene ella y que no puedo tener yo porque es ella quien tiene tus ojos, es ella quien tiene tu atención, tus sentimientos.

Es difícil cada vez que las imágenes de ustedes dos invaden mi mente. Es difícil entender que no estarás aquí jamás, que no seré yo quién pueda estar cerca de ti y poder inspírate, poder tenerte. No puedo aceptar lo que pasa, no puedo entender el por qué, el por qué tienen que ser las cosas así, el por qué no puedo ser yo quién robe cada uno de tus suspiros, quién robe tus sueños, tus ilusiones y se pueda plasmar en ellos. No quiero sentir ese vació que me asfixia lentamente, que me tortura y me domina. No quiero seguir aquí como un espectador de la historia de amor que debería ser mía. No quiero seguir imaginándote y viendo como disfrutas pasar la vida con ella, como disfrutas pasar ese tiempo a su lado, como la abrazas, la tomas de la mano y te llenas de ella. No sigas tratando de aparentar que no te has dado cuenta lo que siento por ti, que no te has dado cuenta como duele el corazón cada vez que te veo junto a ella. No finjas que no te va nada bien, no trates de hacer el golpe más ligero porque no lo lograrás, no lograrás que la caída sea lenta para no agotar con fuerza en el suelo, no lo intentes porque es imposible.

Estoy de pie porque cada golpe me ha hecho fuerte. Me desvanezco, tropiezo cada vez que te veo y sé que no puedes ser mío porque simplemente no hay interés, no existe una atracción. En mi corazón estás y no te puedo sacar, te has metido en lo más profundo y es imposible poderte encontrar. Me lastimas sin intención, me lastimas sin hacer nada. No te culpo de nada y sé que no puedo obligarte a voltear y verme con los ojos que tanto deseo, con ojos de amor.

Es imposible no sentir esa impotencia por querer estar a tu lado y no poder hacerlo porque estas enamorado de alguien más.

 



     Compartir         Compartir