No pierdas tu tiempo, no lo pierdas con él, no hace falta ser muy inteligente para ver que las cosas no andan bien, tú sabes muy bien lo que sucede, lo sabes mejor que los demás, pues eres tú quien lo vive, si tú vives ese escenario de molestia e inconformidad, entonces no tienen nada que hacer ahí ¿Qué es lo que te detiene?

No es necesario que las personas te convenzan de dejarlo y seguir tu vida adelante, no hace falta que las personas te lleven pruebas de algo que conoces mejor que todas nuestras historias. Si tú ya lo sabes, no tienes nada que hacer a su lado, no tienes motivos o razones para quedarte, entonces no lo hagas.

Explica porqué quieres herirte de esa forma, él se ve tan contento cuando no esta contigo y tan sólo a su lado puede verse el pesar en sus hombros, lo sabes él ya no quiere estar contigo, tomate el tiempo que quieras para digerirlo pero anda, no te pongas necia en algo de lo que tú misma te quejas. Tu vida se desperdicia y no tienes motivos para hacerlo, él ya es motivo de alguien más, búscate el tuyo, comienza en lo profundo de tu ser y encuéntrate contigo misma y después, cuando ya estés lista busca un chico que superé por mucho los momentos más felices te tuviste con ese otro.

Ese otro que hoy pierde su derecho de ser llamado por su nombre, que se vuelve un simple silueta en tu recuerdo, ya no es importante en tu vida, se ha vuelto un rostro borroso que un día se cruzo por tu vida; sólo eso. Déjalo ir, que se vaya sin oportunidad de regreso, porque él así lo quiso.



     Compartir         Compartir