Simplemente me di cuenta que realmente no valías tanto la pena para seguir esperando y desperdiciar mi vida intentando estar a tu lado.

Aún no encuentro una razón suficientemente valiosa para justificar todo el tiempo que estuve tratando de estar a tu lado esperando a que te dieras cuenta de que valdría la pena pasar tu tiempo a mi lado. Aún no sé porque desperdicie tanto tiempo intentando convencerte que a mi lado estarías bien, que amor no te faltaría y que haría cualquier cosa por ti y por tu felicidad. Aún no puedo comprender porque razón estuve a tu lado  a pesar del rechazo, a pesar de que muchas veces me demostraste que no sentías lo mismo por mí, que me demostraba que no tenías interés por mí y que eso difícilmente cambiaría. Ahora estoy aquí comprendiendo cada día de mi vida desperdiciado, comprendiendo que las cosas no siempre salen como nosotros lo queremos o lo esperamos. Ahora aquí estoy tratando de dejar las explicaciones y seguir con mi vida, tratando de olvidarte y olvidar todas esas veces que estuve a tu lado a pesar de todo y a pesar de todos.

Muchas veces me advirtieron que estaba perdiendo el tiempo tratando de convencerte, que estaba perdido crédito y mi dignidad poco a poco mientras me aferraba a ti; mientras trataba de mantener mis manos en mi rostro para no darme cuenta de lo que ya sabía. Muchas fueron las personas que me advirtieron que lo mejor sería alejarme y comenzar una vida tratando de olvidarte, tratando de ignorar lo que me haces sentir y tratando de seguir adelante a pesar de que no estuvieras a mi lado. Muchas veces todo esto ignoré, pero ahora es el momento indicado para abrir de nuevo mis ojos y convencerme a mí misma de que lo mejor es dejar de soñar, dejar de pensar que las cosas cambiarían. Ahora ya no quiero seguir esperándote..

Ya no espero ningún cambio; ya no espero que me veas y que valores todas esas cosas que hice por ti, todo ese tiempo que me mantuve ahí a tu lado tratando verte feliz y entregarte lo mejor de mí para lograr enamorarte, para lograr que pusieras tus ojos en mí y te dieras cuenta que realmente valía la pena. Ahora mi dignidad vuelve a reunir puntos y vuelvo a retomar todo lo que perdí mientras estuve esperando. No sé si llegaste a pensar en el tiempo que seguiría ahí, no sé si te duele mi partida, si me extrañas o no sientes nada; no lo sé y realmente no quiero saberlo porque ya no me importa; porque ya no me importa lo que haya dentro de ti, lo que sientas por mí ni lo que pienses de mí.

Ya no esperes que siga ahí, que vuelva a estar a tu lado y que te brinde de nuevo mi mano porque esta vez me voy y no pienso mirar hacia atrás, porque ahora dejo lo que un día me lastimó.



     Compartir         Compartir