Me tuviste a tu lado por un tiempo pero no lo valoraste. Te fuiste y fingiste que nada había pasado entre nosotros. Ahora vienes pidiéndome perdón pensando que a la primera yo te perdonaría y me arrojaría entre tus brazos. Pero no fue así, tu expectativa se fue hacía el suelo y tú te quedaste perplejo al ver que no era la misma de antes, al ver que esta vez era definitivamente otra mujer porque había comprendido que no vale la pena esperar a una persona como tú. Supe que no valía la pena seguir a tu lado permitiendo que mi dignidad fuera pisoteada cada vez que permitía que tu regresarás y siguieras burlándote de mí. Llegas de nuevo y piensas que esta vez podrás hacer lo mismo como tantas veces, pero ahora es diferente, ahora no te lo permitiré.

No permitiré que vuelvas a manipularme con palabras dulces, sino que ahora es momento de que te vayas y no vuelvas más porque para que vuelvas a mi lado debes primero convertirte en un verdadero hombre. Un hombre que pueda asumir sus propias acciones y que tenga el valor de hacerse responsable de sus promesas y palabras. Un hombre que siempre cumpla lo que promete y que sea capaz de demostrarme amor cada día, que sepa como tratarme y enamorarme sin importar el tiempo ni nuestro alrededor.

Antes de tenerme de nuevo necesitas creer que eres un hombre capaz de estar con un mujer como yo. Es fácil decir que eres un hombre pero no es fácil demostrarlo. No quiero pretender estar con un hombre sabiendo que nunca demostró serlo, sino que al contrario solo demostró ser un cobarde porque no fue capaz de hablar con la verdad a pesar de todo, porque no fue capaz de darme a cara cuando tomó la decisión de alejarse sino que se resguardó detrás de las letras que al final no toman ningún tipo de significado, pero ¿ahora vienes diciendo que te equivocaste? No puedes si quiera saber que es lo que en verdad quieres, estas confundido y no te importa volver a lastimar a alguien que no se lo merece. No merezco que me lastimes pensando que aquí estaré para ti cada vez que lo necesites; quita esa idea de tu cabeza de una vez porque no permitiré que esta vez sea fácil para ti volver.

No puedo decir que esto se acabo porque el futuro no se sabe, pero puedo decir que está vez mi dignidad irá por delante y que no volverás a pisotear mis sentimientos pensando que sigo aquí por ti y que pasaré de largo cualquier error que hayas tenido en el pasado. No, esta vez es diferente y te lo demostraré; te demostraré que ha llegado mi límite y que no volverás a estar a mi lado a menos de que logres convertirte en un verdadero hombre.

Primero necesitas saber qué significa ser un hombre y después comenzar a trabajar para que logres serlo. No te daré otra oportunidad hasta que demuestres que has cambiado y que estás dispuesto a tomar esta relación enserio, sin juegos y sin bromas.



     Compartir         Compartir