Querida mamá:

Sé que no soy la persona más expresiva y que me cuesta mucho decirte mi sentir, sin embargo, quiero que sepas que eres la persona más importante que existe en mi vida, que sin ti no sería ni la mitad de lo que soy hoy y que, si tuviese la oportunidad de elegir una mamá, te elegiría sin duda alguna, pese a nuestros conflictos tan frecuentes y desacuerdos en los que pretendes que actúe como una adulta cuando yo prefiero continuar equivocándome y aprender de ello. Sé que todo lo haces y lo dices por mi bien y en realidad me hace muy bien tu interés, a veces sé que no logro comprenderte, pero agradezco cada regaño y cada jalón de orejas que me has dado.

Sé que mejor guía no he podido tener, ¡GRACIAS MAMÁ!

large (57)

Debes saber que te llevo en el corazón y aunque en ocasiones peleamos y discutimos, suelo sentir un vacío enorme cuando me ausento y no te he de mirar. Me hacen mucha falta tus platicas, tus consejos, aquellos chistes tan ocurrentes que dices y tu compañía, sin importar que estemos en silencio o viendo alguna película, no hay nada mejor que sentir tu protección, la seguridad de que a tu lado nada me ha de pesar, que tus brazos son el mejor refugio que yo he podido hallar.

Quiero agradecerte por ser mi ejemplo a seguir, esa mujer fuerte y guerrera a la cual yo admiro profundamente, y de la cual espero algún día poder ser al menos una parte. Gracias por todas las veces que has sabido escucharme, inclusive si se trata del mismo tema, porque nunca te aburres de mis pláticas e inclusive conviertes un momento triste en uno alegre, ¡gracias! Por enderezar mi camino y enseñarme a actuar con cordura, por enseñarme a defender mis ideales y nunca dejarme de aquellos que quieran lastimarme.

Gracias porque tus consejos siempre terminan siendo los mejores. Porque tus sabias palabras me hacen madurar, inclusive me hacen abrir los ojos a la realidad. Porque sin importar el camino que tome nunca me has de juzgar, sé que, aunque al principio no estés de acuerdo terminarás apoyándome y apostando todo para que me vaya de lo mejor. Y sé que si fracaso estarán tus brazos para brindarme amor. Pero nunca me has de dejar sola, tu amor es sumamente infinito, verdadero y único.

large (58)

Gracias por guiarme siempre en la dirección correcta y no soltar nunca mi mano, inclusive después de los años

¡Sabes!… tu constante amor me inspira a querer ser mejor cada día. Continúo sin saber cómo agradecer todo lo que haces por mí. El sinfín de veces que me has sacado de líos y me has hecho comprender lo que hubiese podido hacer en aquella situación. Todas las lecciones de vida que me has dado. Los días en que mágicamente subes mi ánimo. Y esos abrazos que me dan amor, que me dejan ver que nunca encontraré un lugar mejor.

Tengo la certeza de que la mejor amiga que he podido tener eres tú. Siempre fiel a mí, siempre escuchándome y aconsejándome según mi bien. Jamás juzgándome ni criticándome. Siempre aportando consejos maravillosos a mi vivir. Además, sé que nunca me has de mentir, y que, si la verdad duele, estarás ahí para aconsejarme, lo sé. También que mis lágrimas has de detener y que siempre me darás las fuerzas y razones necesarias para continuar adelante, siempre con la frente en alto como desde niña me lo has enseñado.

Gracias por estabilizar mi mundo cuando se tambalea. Por aportar a mi vida cosas tan bonitas y buenas. Por declararte mi mayor fan en todo aquello que hago con tanto amor y esmero para que te sientas orgullosa de mi, aunque sinceramente aquí la única estrella eres tú. Yo solo sigo tus pasos.

dfvdf

Gracias por tanta sabiduría. Por soportarme y controlarme en aquellos días de pésimo humor. Por saber que decir en los momentos precisos y lo que no inventarlo tan solo para hacerme reír y sentirme mejor. ¡Gracias por enseñarme a vivir! Por compartirlo todo conmigo sin importar que te quedes sin nada. Por dejarme estar en tu cama y acurrucarme como cuando era una niña. Gracias por calmar mis miedos y resolver mis inquietudes, por enseñarme a hacerle frente a la vida, por educarme con valores y nunca darme por vencida.

¡MUCHAS GRACIAS MAMÁ! Por compartir conmigo la chispa de la vida. Por impulsarme siempre a ser mejor y a realizar todo con amor. No cambiaría ni agregaría nada en ti, ¡para mi eres perfecta, simplemente la mejor! Estoy y siempre estaré muy orgullosa de ti, de la madre que Dios me dio y a la cual volvería a elegir. ¡TE AMO MAMÁ!

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir