Nunca pensé que sentiría lo que siento, pero no puedo controlar lo que siento. Tengo miedo de sentir, porque nunca me he dejado sentir. Pero contigo es diferente, porque me haces sentirme cómoda conmigo misma. No tengo que pretender ser alguien que no soy porque me aceptas tal cual soy y eso es algo que nunca antes me había pasado. Por más que me he resistido, has logrado conquistarme con esa mirada tuya que me atrae como un imán. Por eso me aterra, porque me has desnudado con tu mirada y frente a ti me siento vulnerable. Pero no me importa que me hagas sentir expuesta, pues ya no tengo nada de que esconderme.

Tu ausencia me hace añorar tu presencia, sin ella, hay una carencia en mi existencia. Me has despojado de sentido, me has dejado a la deriva. Escucho tu voz aun en tu ausencia, recuerdo tu mirada aunque no encuentre tu presencia. Has dejado una huella en mi memoria, aunque ya eres parte de la historia. Te miro en mis recuerdos, pero ya no distingo tu rostro, has perdido nitidez en mi memoria, intento recordarte, pero soy incapaz de evocarte, has perdido vigencia, has pasado a ser ausencia, eres parte del olvido, de un sonido perdido.

Alguna vez regresarás o me dejarás caer en el abismo de la soledad? Sálvame de mi pesar, acógeme entre tus pieles, escóndeme entre tus piernas, no me abandones, pues sin ti no tengo guarida. ¿Acaso me escuchas o necesito escribirte para que me atiendas? No pido mucho, sólo que me respondas. ¿Acaso no te importo? He dejado de ser tu deseo, para ser su desecho. Merezco una explicación, aunque sea un hasta luego. No te vayas sin decirme algo, aunque solo sea un adiós. Te quise aunque sólo haya sido por un momento, o quizá haya sido una ilusión, la esperanza de ser amada por alguien más.

Añoro tu presencia, pero no sé como decírtelo, temo perderte para siempre. ¿Cómo saber lo que siento, si desde un principio me he resistido a sentirlo? Te he rechazado por temor a ser dañada, por temor a ser amada. Siento un vacío en mi pecho que no consigo llenar con despecho. Cada día me siento más lejos, cada momento te siento más cerca. Por más que intento, no consigo deshacerme de tus recuerdos. Hice todo por borrarte de mi memoria, hacer cómo si nunca te hubiese conocido, ¿pero cómo es posible engañar a la memoria?

tumblr_ls0as6tte01qcjuy6o1_500_large

Ahora que te has ausentado de mi vida, temo no volverte a ver en la vida. Ahora que te he perdido, ya no sé cómo recuperar el tiempo perdido. Ahora te convertirás en un anécdota de mi vida, pero ya no serás más parte de ella. Serás un vago recuerdo del pasado, pero ya no serás parte del presente. No haremos nuevos recuerdos, ni tendremos un futuro juntos, porque he sido demasiado cobarde para dejarte entrar en mi vida. Perdóname por no querer arriesgarme, perdóname por no decirte te quiero, pero temo perderme en el intento.

Temo ser amada porque aún no me he amado. Temo ser de alguien más porque aún no sé quien soy. Temo ser querida porque aún no he aprendido a quererme. No te pido que me comprendas, ni mucho menos que me esperes, sólo pido que me perdones por no haberme  arriesgado lo suficiente.

 Por: Sheila Cohen



     Compartir         Compartir